VUELTA A LA GABARDIELLA.


PRECIOSA GABARDIELLA.

Me duelen hasta las pestañas.  ¿Por qué?  Pues como en todas las cosas, todo tiene un principio y todo tiene un final.  Yo estoy ahora mismo por el final.  Más bien en la parte baja de la ola del pedal.  Muchas fiestas, mucha celebración y poco entreno.  Y eso se nota, cagontoloquesemenea.  Qué duro es este deporte.

Ainssss.  El ansia viva nos puede y todo lo que lleve verde en los árboles, aire fresco, bajadas imposibles y bosque animado nos pone locos.  Eso es.  La llamada de la selva bttetera.  Y con esto y un bizcocho el viernes ya estábamos locos mirando el tiempo y las zonas de Pirineo en las que poder ciclar.  La verdad es que estaba bastante complicado encontrar un sitio que no amenazara de tormenta pero al final y después de seleccionar y lanzarnos a la aventura nos hicimos una Gabardiella, en Guara.

gab1

Esta es una de las montañas emblemáticas para ciclar en la Sierra de Guara. El sendero está perfectamente marcado y limpio; bien mantenido y con los mojones bien situados se puede hacer el recorrido sin ningún problema. Además, se trata de un mirador de primer orden hacia gran parte de los Pirineos y también hacia el valle del Ebro. En un día despejado como el del sábado la vista alcanzaba sin problema no solo al Moncayo, también a la Sierra de Urbión e incluso a algunas sierras más al fondo.

Abramos un pequeño paréntesis y aprovecho para contaros una historia.

IMG-20150815-WA0007

La Leyenda de Guara:  Gratal, Guara y Gabardiella:  Amor de alturas.

Hace muchos años cuando la tierra era plana y comenzaba a crear sus primeras formas comenzó una historia de amor que con el paso del tiempo se convirtió en leyenda y la leyenda en mito. No por ello perdió su esencia, ya que todavía hoy se puede percibir a través de la mirada más aguda en el horizonte de la Sierra de Guara.

Cuenta la leyenda la historia de Gratal y Gabardiella, dos amantes enamorados que estaban unidos por un precioso macizo montañoso. Gabardón padre de la bella Gabardiella era reacio a esta relación ya que Gratal era mucho mayor que Gabardiella y simbolizaba la antigüedad, la vejez y la muerte.  Así pues un día al amanecer el tirano Gabardón acudió en busca de ayuda a un amigo suyo, el valeroso y arrogante Guara para que rompiera dicha unión feliz.  Al día siguiente y siguiendo las órdenes de Gabardón, Guara cogió su cayado y partió en dos el macizo montañoso de un golpe seco como si de débil piedra caliza se tratara, separando a los dos enamorados para siempre y creando la brecha del río Flumen al cual derramaría sus lágrimas la linda Gabardiella.  Gratal al verse separado de su amor para toda la eternidad clamó venganza y al anochecer de ese mismo día mientras Guara dormía, alzo su propio picacho y lo clavo en el corazón del gigante dormido permaneciendo así hasta hoy.

Si enfocáis bien la mirada podemos ver la silueta del gigante reposando en la piedra y mirando al cielo a la altura del pueblo de Siétamo, tal vez esperando de nuevo su oportunidad de resarcirse…quién sabe.

Pero en cuestión de btt y Montalbán la cosa cambia bastante.  Nosotros organizados en dos comandos, uno jacetano y otro de a Tierra Plana, nos juntamos en Arguís.  Habíamos quedado para la ocasión y con la exclusiva finalidad de dar rienda suelta al sentimiento aberroncho y endurero.  Allí nos conocimos algunos.  Otros ya sabedores de nuestros quehaceres en anteriores batallas nos preparamos para hincar el diente a una de las vueltas más sabrosas de toda Guara, parque de atracciones por excelencia para el endulerdo.

IMG-20150815-WA0001

De la capital del Vielho Reyno bajaron Jokinss, Tripu, Izarbe, Xabi y el tío Ivann con su colega Tronko y de la Cierzo subimos Joselu (Mzungu-Maño Lento) y servidora, Alberto (Lagartija).  Conocedores de la zona no teníamos más que ajustarnos las mochilas y para el monte.  Bueno por no mentir unos cafés ya cayeron, pero nada más habría que reseñar.  Estoy flojo.

Acción.  Una vez sobre la cola del pantano de Belsué ya poco hacía falta.  Todo estaba preparado.  Carretera y manta.  Nos liamos por ésta hasta llegar al collado de Orlato y desde este paraje singular tomar la senda de bajada a Nocito.  Espectaluznante.  Calzado de protección, settings ajustados y el flow que se sale por las orejas.  Venga pues.  Dale, dale, dale.  A mí personalmente me tocaba ajustar el freno trasero y la rueda nueva delantera que todavía no sabía por dónde cogerla.  En el primer km os aseguro que ya estaba sobre aviso y le tenía cogida la medida porque al segundo susto no me cabía un pelo a martillazos por el culo.  Menudo resbalón sobre las lajas.  Si me atollino allí mismo con la velocidad que bajamos se me pelean los dientes por salir de la boca.  La solución era fácil, quitar la presión sobrante y de nuevo el “rey del no-air” en la rueda delantera con poco más de 1 kilo de presión sobre una rueda de 2.35 hacía que pareciera un tractor con semejante balón (téngase en cuenta que lleva garganta ancha de 32).  Vamos que después se agarraba más que una coja en un baile.  Genial.  Puro flow.  Total que entre ponte bien y estate quieta ya estamos en Nocito.  Cuesta abajo poco se nota la falta de piernas.

IMG-20150815-WA0000IMG-20150815-WA0002

Acometemos la parte de subida.  La más bonita a mi gusto.  Por el camino del camping y en subida al Mesón de Sescún los tramos son duros, técnicos y ratoneros.  Muy bien marcados es difícil que perdáis la inspiración y la orientación.  Deleitaros con una magnífica vista donde las halla sobre el Tozal y su entorno.  Vegetación mediterránea, carrasca, boj y planta autóctona.  Incluso setas por la humedad que acoge y resguarda sobre la tupida manta vegetal.  El paraíso del biker aberroncho y cerril.  Maravilla de la naturaleza que debemos conservar para que todos podamos vivirla.  En estos pensamientos y otros similares iba sumido cuando tocaba afrontar la primera de las 2 bajadas técnicas que tiene mientras alcanzas la parte superior.  Mis colegas navarros ya habían subido prácticamente todo porque están hechos unos lebreles y tiran como si llevaran una guindilla en el culo.  Menos mal que Ozeluí y una servidora se tomaban las cosas más tranqui.  Bueno y también Tronko que me pastoreaba para que no me perdiera.  Fiel amigo y buen pastor. Mejor perro.

IMG-20150815-WA0005

Pues eso que el Tripu y Xabi, marcando la subida nos llevaban con la cafetera a tope.  Luego Ivann, Izarbe y Jokinns, enseguida y por último cerrábamos filas nosotros.  En las bajadas la cosa era distinta pero poco porque estábamos más retrasados que los coj***es de un tigre.  Total que para animarnos casi me atollino en una curva en la que salí por las orejas.  Poco destacable el incidente.  Un susto.  Y poco más de sí da la subida.  Una vez en el Mesón buscas la pista de ascensión a la parte alta para conectar con la pista muy bien trazada y para acabar en el sendero nos dejará a punto de coronar en las Paúles.  La campa superior es una auténtica bendición, prodigio de pasto alpino y vegetación de altura junto con alguna florecilla que adorna con discreción y color el verde del tapiz.  Este lugar es mágico.  Ideal para descansar y sobre todo para reponer fuerzas antes de bajar.  Aquí ya te has comido la mitad de la cebada.  Sólo resta bajar, que no es poco decir, pero bueno.

IMG-20150815-WA0006

Las fuerzas ya estaban un poco justas y si llega a haber unos cientos más de metros de ascensión pido la pala para que me entierren.  Aquí hay que tener fuelle o mueres en el intento.  Son poco más de 1000 de ascensión, pero claro, hay que subirlos.

The next.  Al salitre.  Bajannnnndo.  Por la senda de Wenda hasta el primer cierre de ganado sin problema.  ¿UH?  Y dónde para Izarbe.  La pobre se había metido una tollina sin tener conciencia de cómo había sido.  Una de las gordas.  Pobre.  La pierna y algo más en el pecho.  Recuperada para la bajada y con la ayuda de Tripu consiguió llegar como una Jabata.  Luego supongo que los dolores saldrían, pero ahí está.  Yo le sugería “la pala”para enterrar pero me parece que le faltaba mucho para entregar la cuchara y dejarse hacer.  Era la bajada. Pico del Águila, al fondo

Senda rápida, rapidísima y peligrosa si no vas atento porque allí te caes y das más volteretas que un gato.  Enseguida llega la senda dentro del bosque “animado”.  Preciosa, rápida, con peralte, contracurvas enlazadas y con flow espantoso.  IMG-20150815-WA0012Me derrito sólo de pensarlo.  La más técnica y divertida de las bajadas hasta que conduce sobre las gleras de piedra que cruzas a inglete en un “ay” para que no se resbale la rueda y con ella tu pobre humanidad que daría unos cuantos de metros más abajo (dando ripas per la rues).  Esta parte es trabajosa y hay que luchar sobre la piedra descarnada y dura, la rueda firme y la trazada segura.  Debes afirmar tus brazos sobre la dirección y con mano firme y criterio claro avanzar hasta la salida.  Una duda y puffffffffffffffff.  Pero en estas y otras llegas al cierre de Belsué.  Casi acabada la ruta.IMG-20150815-WA0014

Menos mal que no hubo más incidencias hasta aquí.  Izarbe se recuperaba, o más bien sufría para llegar y también Tronko tenía unos problemillas en sus almohadillas felpudas.  Sangraba un poco y el pobre también tenía ganas de llegar.  Enseguida compay, un pelín más.  En 3 km o algo más estaremos de vuelta en el coche.  Rodeamos el pantano por la parte superior y entre el pinar por pista más o menos llana llegamos al puente y final.  Así fue.  Un suspiro.

Ya en el coche, la ruta acabada, la valoración de lo hecho resultó gratificante.  Justo de fuerzas, en el límite, agua acabada con mucha deshidratación y nivel del flow a tope.  Los colegas sobraos de fuerza y ganas.  Bendita juventud.  Están hechos unos mulos.

A continuación rematamos en el Migalón con un par de huevos con aderezo y unas jarricas (van bien para la vista) y la portería tan necesaria en estas ocasiones.  Descanso y a continuar. Un placer oigan.

Así se pasa un buen día, no digo más.  Monte, bici, colegas, birras y portería.  Vaya 5 patas.  Espero veros pronto.  Gracias chavales.

firma-blog-btt_albertolagartijaFrom the hell.  Greatest ………………..best regards.

Vamos que,.. un saludo, kiolllls.

Pico del Águila, al fondo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alberto Lagartija, Ciclomontañismo, Colaboraciones, Otras Secciones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s