Rock & Roll tentation. Valle de Tena-Biescas


Miña terra tensina.

Oros Alto, Oros Bajo, Betes, Aso y Oliván ♫

Cachapurriña, María, Fita ♫

Ron, ron, ron, la botella de ron. ♫

Léase con la entonación suficiente como para salir de potes.

Reminiscencias aberchalebaturrasgallegas de los 80’s

El mundo se va a la mierda.  O no.  O yo qué sé.  Lo único que digo es que lo mejor de cada semana se pasa rápidamente.  Llega el viernes y puedes estar un rato más con la familia, otro ratico entre sendas/pinos con los colegas, haciendo ese deporte estrafalario del montanbaic; tampoco se le hace ascos a unas cervezas entre amigos para compensar tanto aire puro con el personal del pueblo…y “prau”, de vuelta a la rutina.

Magnífica estampa bucólico-pastoril en el pueblo de Oliván.

Total que entre ponte bien y estate quieta aquí estamos de vuelta pensando en la siguiente.  Personalmente creo que voy a estar unos días “a buen recaudo” porque temo por mi integridad física y mental a consecuencia de un exceso “de aire puro”.  Ejem. Ejem.  Sólo digo que: Bonus consumido.  Si no fuera porque mi “Santa” tiene una paciencia infinita esto sería un no parar pero así las cosas; casi mejor soltar un poco y “hacer bondad”, si no de la primera órdiga que me endilga me deja el morro como la Mari Trini.  Y a mí no me gusta hablar.

Una pandilla de histéricas.  Eso somos.  No podemos dejar pasar ni una senda.  El otro día alcahueteando por el feisbuc leí que el tío Quiri había probado una parrillada de sendas por el Alto Gállego que aportaban flow en un nivel apropiado  Acto seguido un mensaje colocado  en su chat y con la rapidez de un rayo recibí  la respuesta, lo cual me hizo rayar la mesa con los dientes a la espera de poder subir a comprobarlo.  Ya está preparada la ruta.  Es necesario ciclarla o moriré de ansia.  Gensanta, un sinvivir.  Me picaba todo el cuerpo, la mente distraída, me retorcía como un mariquita con lombrices, pedaleaba bajo el escritorio sin conciencia, madreeeeeeeeeeeeee.  Poco me costó decidir los bártulos que me llevaría porque con anticiclón, las opciones son todas buenas y en menos que canta un gato ya estaba liada parda.  Destino: Ruta 30 del Alto Gállego.  Pirineos mtb, había trabajado y estaba a punto de ofertar uno de los recorridos destacados de la zona.  Buen trabajo pischas.

Aquí tenéis el enlace donde encontrar las rutas y todo lo que es menester para una salida por la zona.  Ésta en concreto tendrá que esperar unos días, pero se está cocinando ya.  No os la perdáis.

http://www.bttpirineosaltogallego.com/es/vive-la-aventura.aspx

Un par de llamadas de teléfono (porque semos unas antiguas) y se había organizado la salida dominical.  Nervio y ansia que decía el romano.  Bicis al coche, pertrechos al maletero y carretera y manta.

Un día magnífico el del domingo pasado.  Desayuno en Biescas.  A todo trapo.  Qué más se puede esperar.  ¡Ah sí!  Nuestro aborigen favorito.  El tío Tanano.  La Norma Búbal preferida por la multitud.  El último hombre nacido en Búbal, residente en la capital del Cierzo y afincado en Tierra de Biescas.  Vamos, un aberroncho del lugar, conocedor de cada uno de los vericuetos del valle y explorador incansable de senderos

.

He aquí el aborigen.  Tanano.

Pues ya estamos listos.  A una hora prudencial partimos en busca de la aventura.  De la ruta poco puedo descubrir hasta que los amigos de Pirineos den por cumplido el trámite de subirla a la web, descrita como R 30, pero sí puedo adelantar que Andrés y sus colaboradores han hecho un buen trabajo.  En la línea de lo que están haciendo últimamente, lo que supone una gran satisfacción para nosotros, por lo cual estamos agradecidos del buen hacer de este equipo.

 

Parezco San Roque, con la vara, sólo me falta el perro.

Partiendo de Biescas ya no podíamos esperar.  El tío Mzungu tiene “que pillar wifi”.  Somos perores que las mujercicas.  Allí junto a una femera contribuyó con su sello personal a la elaboración del compost casero.  “AhívaelEbrokiolllls”  Me río del entorno de una central nuclear.  Se le veía el esqueleto como a las sardinas.  Verde radioactivo.  Los peces que por la acequia pasaron a estas alturas tendrán tres ojos.  Como el pez de los Simpson.  En finssss.  Creo que todavía se puede mejorar mucho la raza.  Esa civilización sofisticada, delicada-moderna-avanzada-tecnológica etc, creo que no va con este grupo.  Yo lo describiría como: “natural”. Jejejeje.

 

Muy satisfechos nos quedamos, cierto es, (sobre todo el interfecto anterior)  Me refiero también a la ruta.  Aderezada con algunos senderos extras aportados por el tío Tanano, con visitas a lugares emblemáticos como Oliván, Casbas, Susín, la torre de vigilancia de Larrede, 

que pocas veces frecuentas.  Afloran recuerdos de anteriores razzias; emotivos algunos, divertidos los más, consumiendo el día en un entorno maravilloso.  Conversaciones como la que tuvimos con Teresa en Susín, hablando entre otros temas de Angelines o recuerdos en las ruinas de Casbas, en su fuente, o de oyentes en un discurso didáctico de una persona sobre arte aragonés, a los pies de la iglesia de Oliván, o las vistas maravillosas desde la falta del Oturia.  “Superbe” que dirían nuestros vecinos del Norte.

 

 

 

Seguramente estuvimos bastantes bikers disfrutando a la vez del mismo entorno, ya que el día acompañaba, y así nos encontramos con colegas del Valle del Aragón con los cuales compartimos un ratico de la ruta, charla y un descanso a la fresca.  Saludos a Koldo y compañía.  Seguro que tuvisteis un buen día por la falda del Sobrepuerto.  Nos vemos en las sendas.

 

Total que entre ajustes y settings, preparación y un pinchazo consumimos un día de intenso ciclismo de montaña.  Oquémeséyo.  Una “gossadera” de monte y de post ruta en el “Pepe” de Biescas a base de sus racioncicas e isostar de cebada que alimentan cuerpo y alma para un día de desgaste y sol como si fuera de primavera.

 

El reposo del guerrero en el Bar de Pepe. Biescas. Recomendable por las raciones y por el sitio para descansar, tranquilo y con las bicis a la vista.

Otra opción de calidad con rutas para todos los niveles.  Mucho ánimo a la gente de Pirineos mtb Alto Gállego.  Seguir igual zagales.  Gracias.

Echa un vistazo a mi entrenamiento en bicicleta en Strava: https://www.strava.com/activities/934684220/shareable_images/map_based?hl=es-ES&v=1491743097

 

De lo demás poco debo decir.  Grupo aberroncho de nivel “toterreno” formado por el tío Tanano, el tío Cirac, el tío Mzungu y el tío Lagarto.

 

 

 

 

 

Salud y mucha senda kiolls.

Publicado en Alberto Lagartija, Colaboraciones, RUTAS, ZONA BIESCAS | Deja un comentario

Recorriendo Ainsa…y las WorldSeries de Enduro. W2


Banda sonora, sofisticada.

Para los más entendidos, de edad consolidada entre los 40-50’s con un gusto musical selecto. Vamos, unos lamineros. Es lo que tiene ir cumpliendo años. Te vuelves más exigente. Por eso ya no nos conformamos con cualquier bocadito. Ahora seleccionas, separas y discriminas todo; una ruta, una cerveza, un grupo para relacionarte en el mundo de la bici. En definitiva ya no “estás p’a tontás”. Precisamente esto es lo que hemos hecho este finde en Ainsa.: “Pocas tontás”. La ruta nominada como W2 en el mapa de Zona Zero de Ainsa. Además de un flirt que nos marcamos por Espierlo.


Impresionante documento.

 
Allí estamos tod@s los convocados para la ocasión. Ruta que promueve el Club As Cimas, del que soy colaborador incondicional. Es un placer contar con un grupo de colegas que le pongan tanto ánimo, ganas de pasarlo bien, esfuerzo y nivel espiritual (de dudosa rectitud en el ámbito psiquiátrico). Por eso coincidimos a la perfección. Es justo. Pero no es correcto. Ya sabéis el dicho: “Un dedo entra justo en el …. pero no es correcto. Y tal, y tal. Pero asín son las cosas. Un remiendo para un roto, una ruta para un biker con ansia, un día de monte para solaz del alma, una salida de fin de semana para espíritus inquietos, una bici de enduro para una senda elegida a la medida de las posibilidades del piloto, una rocalla para un aberroncho. Y así el orden de las cosas en el universo va cuajando y asentando cada instancia en su lugar natural.  Coñioooo, parece el Rey León, jajaja.

 

En cualquier caso Ainsa tiene rutas de todos los niveles, soluciones técnicas al alcance de la mano, un punto de venta y taller como Intersport Ainsa, dirigido por el tío Angelón (Alias el Chéliz) con la colaboración de Oriol que te da un margen de maniobra excepcional. Aportaciones de los colaboradores y promotores de este Espacio Btt próximos y con ganas de agradar. Soluciones técnicas desde su página web que aportan calidad a nivel nacional y no me olvido del caché que da haber organizado una prueba del mundial de Enduro. Publicaciones en las revistas especializadas que dicen mucho sobre el trabajo realizado y ensalzan las cualidades de la zona. Promociones audio-visuales destacadas con una calidad reconocida, de la mano de Martín Campoy. Colaboraciones varias en ferias internacionales del mundo de la bicicleta. Proyectos de desarrollo de apps con relevancia y punteros a los cuales les auguro un éxito rotundo por lo novedoso de la idea. Amén de recibir personalidades del calado histórico como las visitas de Ned Overend entre muchos otros o corredores en activo del mundial en cualquier momento. Y no me olvidaré nunca de los voluntarios y todos aquellos que con su esfuerzo mantienen viva la llama de los viejos caminos, de los que desaparecieron y que han sido recuperados como de aquellos que se limpian y acondicionan. No creo que se pueda pedir nada más. ¿O sí? Añadiré como cuestión particular que además es punto de encuentro de portería y confraternización. Véase ejemplo de esta oportunidad de coincidir con otros colegas de la VIEJA TRONCA, (si es que alguna vez existió) como el tío Paco, –Globero de 3 al 4. Un abrazo pischa.

En definitiva que hicimos una ruta de las ofertadas en cartel. La W2. Ya la habíamos hecho antes, por qué no decirlo, creo que merece la pena repetirla en varias ocasiones. No cabe aquí descripción de la misma porque ya la tenéis en la página con datos técnicos y lo que es menester.
http://www.pirineosbtt.com/

Link general de acceso a la información
http://bttpirineo.com/es/rutas-btt-pirineo/ze04-maxiavalanche-v2-pena-montanesa

 

En concreto ésta fue la elegida para la ocasión.  Aquí sólo aportaremos impresiones y vivencias personales. Que por otra parte, y no la de atrás, no faltaron en un día de puro mtb y festejo. Nosotros hicimos una pequeña variante para ganarnos el bocadillo que consistió en subir a pedal desde Ceresa con una combinación de coches y así nos currábamos los 800 mtrs de desnivel positivo. Además para lucir hay que sufrir. Y en eso estamos.  Si no quieres estirar la lycra por la grasa acumulada y después cuando vayas a mear no reconozcas “la salida natural” ya me diréis. En fins, somos unos “fashion victims”.  A lo que estamos tuerta. Una vez en facha y después de darle dos collejas al “Maño Lento”, que es como una señorita y no hace más que dejarse cosas por todos lados, (véase el desorden mental según Freud) empezamos la ruta con todos los pertrechos. Pista p’arriba. Me suda hasta la goma la braga. Lamadrelperro qué larga se me hace. Y eso que sólo sube 500 m de tirón. Pero sin descanso. Un sinvivir. A base de portería se sobrepone uno a todo. Y así fue. En cuanto llegamos a la Collada desaparecieron todos los males.

Un poco de nieve para empezar y enseguida el disfrute de una senda limpia y cuidada para conectar con los tramos seleccionados para la carrera del mundial del año pasado. Una auténtica delicia, maravilloso fluir de los flujos a punto de nieve (que diría aquel) y el ansia viva de llegar al siguiente tramo, uno tras otro, a cuál mejor. Ora Planillé, ora Collado de los Muertos, ora Cresta del Cuervo. No sé qué elegir, la verdad.

 
Y como no teníamos bastante nos fuimos a otra zona, ya que “semos unas ansiosas”, para completar la jornada con otra delicatessen de la zona de Campodarbe, más “cocretamente” en Espierlo donde la bajada es un master en curvas sobre lajas, frenadas y trazadas interesantes que hacen las delicias de cualquier endurero. Un lujo de senda, cortita y divertida, sin peligro excesivo y buena guinda de un pastel delicioso.

 

Por eso y como colofón a una somera descripción de un día de monte, de sensaciones a flor de piel, me gustaría presentaros a algunos de los compañeros que por allí rondaron.

 
Los diez elementos a saber.

AlbertoAlmiroy”. Elemento disociado entre el pedal y monte. Más duro que el “Alcoyano”, siempre dispuesto a darle al “isostar de garnacha”. Fichaje imprescindible en cuestión de rutas endureras.

 

AdriánÑandú”. A éste no lo quisieron por aquellas tierras de Dios, del Sureste americano, y nos lo endilgaron a cambio de un par de medias que regalaban al comprar una caja de galletas. Por lo demás todo lo que sea actividad al aire libre está bajo su control.

Miguel “El Cirac”. Acabado de llegar al mundo proceloso del enduro, no ha notado ningún cambio en su mente todavía. Mala señal. Esperemos no tener que mandarlo al centro de reinserción porque se transforme en un aberroncho endurero irredento.

Jesús “Tarrino”. También apodado el “Tuercas” es el hombre reparación por excelencia. A éste le dejas un atornillador y una lata de sardinas y te monta el “Guguemjeim”. No digo más. Tampoco le gusta charrar. Cuidaros de ir a su lado porque entre eso y que está más fuerte que el vinagre acabaréis reventaos.

Miguel “Taladrinas”. Impresionante documento. En el viaje de ida acabó por crear un ambiente irreal de risión y montalbán donde los “haiga”. No tenemos diagnóstico psiquiátrico todavía pero puede ser que no tenga solución. Suponemos que en su infancia cayó de la cuna a una altura de la cual no hubo recuperación.

Manuel “El Gallego”. Entregado y dispuesto. Lo da todo. Incluso la empanada, que no es poco decir. Está aprendiendo a volar en el mundo del enduro y todavía hemos de conseguir que cambie de gallina –esto es otra historia-. Pero creemos que ya está perdido por el mtb. Un crack de la sutileza y el “savoir faire” en los bares de lujo. No digo más.

 

 

Javier “El Calas”. Pobre. Era buen hombre. Incluso parecía que se había adaptado pero descubrió el mundo del enduro y está ya envenenado de por vida. Podría llegar a hacer cosas insospechadas por el pedal, así que no os aproximéis mucho podría contagiar.

 

 

Rubén “Caspeman”. Buen zagal. Lo conozco poco pero en un esbozo diría que está perdido por el monte hace ya tiempo. Como buen biker cultiva la portería, arte al alcance de unos pocos privilegiados y en cola de pelotón es frecuente compartir subidas dada esta característica.

JoseLu “Mzungu” y otras cosas más. “The ryder with the lowest balls in the Kingdom” o “Le Biker avec les plus basses boules du Royaume”. Algún día os contaré por qué. Sin solución… con lo que él ha sido.

Alberto. “Lagartija”. Tiene que haber de todo en la Viña del Señor.

 

 

 

 

Y con esto y un bizcocho, (no me tiréis de la lengua).

Un abrizo y nos vemos en las sendas. Saludos de Tija, Lagar-Tija.

Publicado en Alberto Lagartija, Colaboraciones, RUTAS, ZONA ZERO | Etiquetado , | Deja un comentario

8 en el 8 de Ibirque


Banda sonora para la lectura, reparadora del alma.

 Los 8 jinetes de la Poca-Lisis.

Y parece que fue ayer.  Han pasado ya tres días y no me quito de la cabeza el buen rato del que disfrutamos el sábado.  Empiezo después de un pequeño parón a darle al pedal con más voluntad que fuerzas.  Una ruta de las que crean afición:  El 8 de Ibirque.  Clásica donde las haya.  Nunca te dejará con ganas de haber hecho algo que tuvieras en mente y se quedara en la recámara.  La verdad es que posee todos los tipos de trazas y pistas que se pudiera imaginar: Subida fuerte por sendero, tramos técnicos de raíces, coladas de piedra donde surfear (Guara style), zona de bosque y un recorrido y desnivel que a la postre te va a dejar manso.  Dicho esto pasemos a recrearnos primero en el entorno y posteriormente en el día de btt.

Sábado 18 de marzo de 2017.  Hora zulú 8.00 am.- Destino Gésera.  (Chésera charrao n’aragonés)  Una pequeña localidad perteneciente al municipio de Sabiñánigo, en el Alto Gállego. En el entorno se encuentran otras villas, pardinas y monumentos megalíticos destacados, como Lasaosa; en proceso de repoblación, en la que se están reconstruyendo casas e intentando regenerar las infraestructuras. Cuenta con una iglesia en ruinas y una vieja abadía, también derruida que data del siglo XVI. Algunos edificios singulares se mantienen, como es la antigua herrería o el horno de pan.  En las cercanías se encuentra el Dolmen de Lasaosa, (o de Ibirque) también conocido como ”la caseta d’as bruxas” o “casa de las brujas”, llamado así por ser creencia que allí se refugiaban, tiene una antigüedad superior a  4.000 a.C. siendo un claro monumento neolítico altoaragonés.  Otro lugar destacado a mi juicio y base de muchas razzias endureras es Ibirque.  Se encuentra situado al extremo sur del término municipal al que pertenece, Sabiñánigo, ya en el límite con el término municipal de Nueno.  Encontrándose en plena Sierra de Belarra, en la vertiente norte de la Sierra de Guara, y en el interior del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara.  Emplazado a 1.330 m de altitud, en una ladera que vierte al río Flumen, se trata del pueblo situado a mayor altitud de toda la Guarguera.

Poseía una iglesia parroquial en estilo románico, hoy en ruinas, aunque todavía sigue en pie la bóveda del altar.  Su planta es de nave única, destacando su torre, parcialmente aún en pie.  Igualmente es de interés la arquitectura popular del pueblo, destacándose la llamada Casa Otín, con su correspondiente escudo de armas fechado en 1801.  Y poco más puedo describir de un paraje solitario y abandonado ya hace más de 3 décadas y que actualmente se mantiene a costa de recibir ganado que escasamente entra hasta alguna borda anexa.

 

Zona de clima suave, pero con veranos calurosos e inviernos fríos (con temperaturas que bajan de los -10  C), con continuas heladas y algunas nevadas. Los días soleados son también frecuentes en invierno, como el nuestro en cuestión.  En alternancia con olas de frío y lluvia, frecuentes en otoño y en primavera. El verano es seco y con escasez de agua, secando el barranco y muchas de las antiguas fuentes, y aunque caluroso suele ser fresco por la noche.  Dicho esto tómese como referencia a la hora de pensar cuándo hacer el recorrido más allá de los tiempos descritos o fuera de temporada.

El terreno cercano está cubierto por pinos y numerosos robles, también hay hayas y enebros. De forma significativa aparece el boj amén de un nutrido manto de “cojines de monja” o erizones.  El otoño dibuja un agradable paisaje de colores sobre las colinas del valle de la Guarguera.

Para vosotros lectores endureros, así como tantos conocedores de esta zona privilegiada de asueto de aberronchos del pedal, están de más estas explicaciones porque lo tenéis más que trillado, conocido y amado.  Otros lugares destacados son San Esteban de Guarga, Cuello Bail, Cambón, y la bajada a Gésera por el GR.

En cuanto a la ruta, el planteamiento está visto en torno a dos subidas y dos bajadas.  Una primera fase de sufrimiento y adaptación al medio y una segunda subida más llevadera por la carretera asfaltada que asciende desde Nocito a Cuello Bail para desembocar en la Guarguera.

Pero esto no es más que una somera descripción cuasi-técnica de una ruta que da mucho de sí, no sólo una simple descripción fría y sobre plano, es una vivencia o …yo qué sé.  Agora veremos la versión menos apta y más divertente de una ruta apta para los paladares más exigentes.

Lo dicho.  9.00 am. Gésera.  8 aberronchos dispuestos a partir el día de autos.  Con ganas de pasarlo bien.  No digo más que echamos un trago de la bota de vino para ponernos en situación.  La temperatura más que agradable nos hace dejar en los coches la ropa de abrigo.  Incluso los más lamineros pedían que se les “aplicara” crema para el sol.  A mí no me gusta hablar pero…..con llana de obras les iba a dar yo la crema, guarros.  Enfinssss.

Salimos por el barranco marcado como ruta del Alto Gállego –RUTA 23 GÉSERA- http://www.bttpirineosaltogallego.com/es/rutas.aspx  con dirección Lasaosa.  Todo paz.  No nos molesta ni el perro, ni el gato ni las macetas de los helechos.  No se oye ni mú.  Esto es vida, aquí no hay paredes, aquí se vive y se sueña.  Dale al pedal para arriba por las margas.  Cruza el arroyo.  Contempla las tapias semi-derruidas de los lindes de los campos.  Vive.  Con la cafetera a punto de nieve en algunas rampas de losa llegamos por el sendero al pueblo que va tomando forma entre ruinas y casas reconstruidas, margines y losas, lajas acopiadas para fabricar lo que antaño fueron tejados.  Y al poco de atravesarlo por fin una pequeña senda flanqueada por piedras da salida a la carretera de subida a cuello Bail.  Senderos para los amantes, caminos de los caminantes, no dejéis nunca que se pierdan.  Restos de nuestros abuelos y parte inseparable de nuestra vida.  Inoxidable mi querer no puedo pasar sin esto.

Pero a lo que voy vengo.  En menos que canta un gato, a ritmo más o menos vivo subimos por la carretera hasta el primer hito del día.  Una sudadica regular y por fin nos volvemos a meter en tierra.  Pura portería mientras se pedalea.  Gozas vida?  Tope Bwana.  Nos separan 500m del Dolmen de Ibirque.  Así queeeeeeeeee, adelante.  A comer el bocata matutino.  Y no digo más porque duró menos que un pastel en la puerta de un colegio.  Bocata profesional.  De tortilla francesa con paté de olivas, sándwiches varios, lamines a tutiplén.  Pero……………..cagónchós. 

El tío Manuel tiene una avería.  No problemo.  Mc Giver (Tarrino) con esa destreza que le caracteriza y ese arrojo y valentía que nos puso los pelos del culo a punto de nieve, se lió a cortar el cable, a desmontar un cambio XTR, que en aquel momento entre dientes yo le di la extrema unción, y con ese desparpajo y nivel lo dejó como salido de fábrica gracias a que llevábamos material y herramienta.  Eso sí, el tío Manu ya nos puede invitar a una birra por el despliegue técnico (incluso con la recuperación de un muelle perdido en el abismo).  Total que todo listo.  Recuperamos la marcha.  Dirección Ibirque por la pista.  Allí llegamos enseguida entre portería y risas.

Aquí, a la sombra de la iglesia toca decidir la bajada entre todas las posibles.  A la vista de las explicaciones Adrián propone al grupo recuperar la senda de Cambón ya que algunos no la conocían y es realmente divertida y a tramos técnica.  No se hable más.  Por allí.  Por el Serengeti de tus sendas mis ruedas son leones hambrientos.  Gozoso.  Alucinante los pasos de piedras en escalera, las curvas complicadas con desnivel y trampa.  No hubo ni siquiera un disgusto.  Perfecto.  Pura diversión hasta la carretera de Nocito.  Glorioso.  Un acierto al 100% sobre la elección del tramo.  Yo diría que tan 5 estrellas como la que mejor.

Los 8 enteros y con una sonrisa que mordemos los pendientes.  Pero falta la subida.  Es verdad que ahora no tiene tanto desnivel pero las fuerzas menguan.  Este bálsamo no cura cicatrices pero está bien mentalizarse para el remonte hasta el Dolmen por segunda vez.  Y así, china chano llegamos hasta la entrada de la senda de Gésera frente a Ibirque.  Subimos a la parte donde se inicia el descenso y nos pertrechamos dispuestos a todo.  Ahora los sentidos sienten sin miedo.  Se abren los settings, los amortiguadores pretan el culo pensando en lo que viene y los frenos resoplan.  Gensanta.  Viene lo mejor.  8 Peces de ciudad buceando a ras de suelo, surcando las losas, trialeando la raíz, el boj, el peralte del surco abarrancado.  Me encomiendo en alguna curva a todos los santos (que se siente como Google, sólo me acuerdo de ellos si necesito algo, más bien freno) y entre frenadas, saltos, derrapajes y sustos controlados llegamos al final del mar de piedra anterior al cruce del torrente inferior.  Por Dios, qué gozada.

Salvo un pequeño incidente que dio con Ramiro en un barranquillo y un pequeño desperfecto nada destacable.  Un día 10.  Llegamos al coche mansos, tranquilos, sudados.  No se puede pedir más.  Abrazos y risas al 50%, toca recuperar a base de isostar de garnacha, limpio trago de vino, que rule la bota que huele a uña.  Genial.  Y a recoger.  Gésera..  Hasta las suelas de mis zapatos te echan de menos.

Razzia compartida por la peña de As Cimas.  A saber.

Adrián (Ñandú), Jesús (Tarrino), Alberto (Almiroy), Manuel (Gallego), Ramiro (Pte), Öscar (Zacarías), Joselu (Mzungu) y Alberto (Lagartija).

https://www.strava.com/activities/904977171/shareable_images/map_based?hl=es-ES&v=1489852398

Os facilito todos los datos técnicos suficientes para la realización.

“Coge el tiempo en una mano y en la otra ……el track” 

Un placer, a gusto.  Nos vemos en las sendas.  See you little canal sparrows.

NOTA.  Disculpad pero no he encontrado el formato para los párrafos.

Publicado en Alberto Lagartija, Colaboraciones, RUTAS, ZONA GUARA | Etiquetado , , | Deja un comentario

Patoexploranda por Guara “guan mor taim” (Una vez más)


La banda sonora de hoy recuerda cómo me siento, jejeje…

Me duelen los brazos.  Tengo agujetas en los tríceps, bíceps y todo lo que acabe en ceps.  Hasta en las pestañaceps.  Es lo que tiene el tirar del ramal durante más de 3 kms cuesta arriba y superar cerca de 350 m de desnivel positivo empujando la burra.  ¿Por qué?  Os preguntaréis los más avezados. Pues sencillamente porque este deporte combina a la perfección la hipoxia con el uso de los mapas, la patoexploranda o la versión moderna del ….¿por aquí a dónde iremos? y una suerte de ciclismo en montaña que poco o nada tiene que ver con los que la gente normal tiene por idea.

Así y con todo…empieza la aventura.  La patoexploranda por Lúsera.  Versión:  2.0 Versión Oregonesa: P’habernos matao.

Hace un suspiro me hallaba en mi casa, tirando en un sofá, arrellanado entre la manta y el cojín.  Vamos de aquellas formas en las que os veis cuando estáis en la fase de total pereza.  Con las uñas negras de rascaros los…..  Eso.  Pues eso.  Y de repente un “guasal” que te invita a moverte y a salir al día siguiente.  Un aberroncho que cansado de vegetar propone una salida “a muerte”.  ¡Bah!  Para qué quieres más.  Ya está hecho.  Me apunto.  Ni siquiera preguntas el destino porque en el fondo te da igual.

img-20170210-wa0019

Sólo falta la hora de salida.  En menos que canta un gato ya está puesta en el chat.  Pues sí que está el personal con ganas, sí.  Y eso que algunos están por el Norte haciendo nieve.  Pero dicho y hecho.  Ya tenemos grupo para salir.  Me voy a cortar un poquito para no ponerme zorro como un tocino y a la cama pronto.  Mañana puede ser un gran día, plantéatelo asín.

Hora zulú.  Todos listos.  Joerrrrrrrr qué feos son así vestidos de ciclistas.  Bueno, es igual, ya que he quedado no les voy a fallar.  Vamos a los coches y sobre la marcha, delante del café nos curramos una ruta.  Dirección Hotel Monrepós.  Ah!!! Qué recuerdos!!! Qué magdalenas!!!

Total que entre ponte bien y estate quieta pillo wifi y debo dejar a mis colegas un momento solicos pidiendo en la barra.  Es lo que tiene poseer un cuerpo tan cinco estrellas, adaptado a las circunstancias.  Tomo posesión, me libero del espíritu maligno y vuelvo.  Por fin, presto y dispuesto para la batalla.

Ready, que diría el puto anglo.  Abrigadicos, pertrechados y listos para darle a la senda.  Si es que nos gusta más el barro que a un tonto un lapicero.  ¿Dónde estamos?  Donde vamos a ir, maño mío, a Guara.  Más croquetamente a Lúsera.  Pueblecico abandonado de la zona de la Sierra, allende la civilización de Arguis, más allá de Belsué y sobre una loma dominando el pantano del mismo nombre.  Ahora toca decidir si subimos por el GR, o nos vamos a….img-20170212-wa0009  Ya estamos.  La ruta en el último suspiro queda definida.  Seguimos el GR de subida a Orlato y luego Dios dirá.  Senda adelante.  La que nos espera.  Una marca en el suelo, piedras poco ordenadas, desnivel inacabable, ramas, algo mojado el suelo, con un poco de barro y por fin, llegó el fin.  Después de más de 1 hora de marcha de ascenso y coincidiendo con el cartel indicador de “Ibirque  1h45’” llegamos al pueblo.  Lamadrelperro.  Joé qué bien puesto está el cartel.  Poco menos nos costó.  Ni una pedalada en subida.  Sólo algún repecho de bajada (en dos ocasiones contadas) nos hizo disfrutar de la máquina.  Pero es lo que tiene el montanbai y la patoexploranda.

“No pain, no gain”.  Como recompensa y a cambio nos llevamos una grata sorpresa porque esa bajada puede incorporarse a una ruta como guinda espectacular de bajada.  Pero eso será para otra historia.

Ibirque.  Otro de los pueblos abandonados de la Sierra, en continua destrucción por el efecto del clima.  El deterioro es evidente por el abandono y nulo mantenimiento.  Cementerio de ilusiones, de vida, a día de hoy simplemente aprovechado de manera esporádica para guardar ganado.  Eso es lo que queda de lo que en algún día fue un enclave de familias aragonesas que luchaban por sobrevivir a pesar de las condiciones duras,  de la montaña agreste y de un clima de montaña.  Gente rancia, curtida, luchadora que no tuvo más oportunidad que emigrar en la segunda parte del siglo anterior en busca de algo más que mejorara su existencia.

img-20170212-wa0008

Y en estas nos vemos nosotros disfrazados de marcianos endureros.  Con nuestras monturas (más raras que un perro verde) por esos caminos de Dios, hollando el sitio que otrora fuera paso de personas y animales, autóctonos, con un sentido distinto del uso del territorio.  Pero es bueno recordar.  Nosotros también.

Hala que con tanto divagar, se me va el santo al cielo.  A cantar, porque se supone que nos dirigimos de vuelta.  “Con los 30 metros que tiene el piso te voy a tener que ponerte de velcro, niano, niano”  Alegría que bajamos.  Piedra, más piedra, un salto. Olé, qué bonica la senda flanqueada de muretes de piedra.  Mira una rama…………..ieeeeeeeeeeeeojoooooooooo que te dejas la boca como la Mari Trini.  Uy.  Justo.  Casi me como el árbol por hacer portería.  (Acuérdense vuesas mercedes de la ruta por Santolarieta)  Bien.  Ahora un porteo, ahora un vadeo, ahora un ascenso por la piedra “aspra” de Guara.  Preciosa ruta, vive el Cielo.  Por fin pedaleamos.  Aunque sea con un esfuerzo potente y duro, pero continuo.  Esto es un sinvivir.  Y de repente…la zona de bosque nos depara una sorpresa.  Divertida, curiosa y a la par muy espectacular.  Por una pista de sacar ganado, totalmente helada, patinamos-ciclamos hasta el final del tercer tramo (de los cuatro posibles) de nuestra improvisada ruta.  A lomos de las “burras” discurrimos por el bosque tranquilo y frondoso dirección a las fuentes del Flumen, en la parte superior de Manzanera.

img-20170212-wa0007El lugar es sobrecogedor.  Increíble.  Pasamos los metros luchando contra el firme y a la vez disfrutando de la una precaria estabilidad en busca de la bajada prometida.  Y es que cualquier tiempo pasado fue anterior, en esta ruta, digo.  –Os recuerdo que llevamos una porteada de órdago-  Por tanto ahora o bajamos o morimos.  Y en éstas que estamos ¡zasca! Aparece la bajada de Manzarera.  Bendito.  Confirmado.  Por fin bajamos y casi nada la del ojo y lo llevaba en la mano.  Sonrisas, abrazos, protecciones y settings ajustados.  Uffffff qué bueno.

De la bajada ni os digo.  Tanano, Zacarías, Miguel y yo.  Sin complicación.  A nuestro aire.  Poco os puedo contar porque en esta parte sólo toca disfrutar y recrearse en la técnica, tanto de conducción como de material.  Una gozada las curvas, las contracurvas, los pedazos de piedras que hacen enrojecer las suspensiones y calientan los frenos hasta el límite de la ventilación.  Ni recrearme quiero en las barderas por las que pasábamos como los cochinos jabalines.  Debiera ser obligatorio para todo ser humano, una asignatura de cumplimiento incluida en los planes de estudio.  Saber revolcarte en el barro es un valor.  Por eso nosotros, guarretes que somos, bordamos estos conocimientos.  Y en un suspiro sin darnos cuenta nos metemos en la parte inferior de la senda, junto a la pardina de Ascaso.  Poco falta.  Es verdad.

img-20170212-wa0010 Las gradas de Sta María de Belsué, poco aptas para elegantes y finos rallymanes, pero diverttente y gozoxa para aberronchos del enduro.  Un par de vadeos por el Flumen nos devuelven por fin al coche y la conclusión se ha hecho material.  Abraxo, abrizos, abrazos.  Menuda ruta.  No puedo más. Me duelen hasta las pestañas.  Fin.  Vámonos a tomar una caña y un pincho que estoy más seco que la mojama.  Gracias compays.  Esta ruta hay que trabajarla un poco para orientarla según fue sacada del wikiloc, del tío Roberto Clemente, para maquetarla al gusto.  Pero en origen está bien parida y es una buena oferta al personal.  Ojo.  Con cuidado que no es apta para todos los gustos.  Sobre 850 m. de desnivel positivo dan para consumir al más fornido si se hace todo por senda.  Y las 4 horas de ruta no te las quita ni Blas.  Así que a disfrutar.

La ruta:  https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=16092223

Del tío Roberto Clemente.  Un valor seguro.

temporary_file-575339706

Un saludo de Tija, Lagar-Tija.  Nos vemos en las sendas.   See you, little canal sparrows.

firma-blog-btt_albertolagartija

Publicado en Alberto Lagartija, Ciclomontañismo, Colaboraciones, ZONA GUARA | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Guara oriental y tal y tal.


Banda sonora de la Ruta:  De Ibirque a Lúsera en Guara.

El fin de semana pasado fue la salida del Club con As Cimas.  Como siempre un lujo de vuelta.  Buen rollo y buen rutón por los aledaños del Parque.  No faltaron los cañones y barrancos interiores de la zona del Flumen.  El resultado fue increíble.  Un placer poder disfrutar de un día casi completo de monte con los aberronchos del enduro, y también por todo lo que ello conlleva, desayuno, risas, hipoxia, etc.  Bien por el Salto de Roldán.

img-20170129-wa0008

Veníamos con los planes cambiados a última hora debido a las inclemencias del tiempo y decidimos de forma improvisada cambiar de escenario.  De la Sierra de Vicort, con sus maravillosas sendas por la alfombra pedregosa del Parque Natural de Guara.  Apostamos sobre seguro, bastante trabajo supone organizar algo para que luego cuadre y además acertar en la decisión.  Así que “a tiro hecho”.  Por supuesto, todos contentos.  Y de la ruta ni hablamos.  La ya conocida subida al Salto de Roldán y bajada por la senda que lleva dirección a Apiés.  Un placer oiga, tanto por el día, como por la bajada y de…………..órdigas repartidas a todas caras y de todos los colores.  Madremíadelamorhermoso.  Un elenco de tollinas cum laudem.  El reparto fue múltiple y a discreción.  Yo me llevé lo mío y lo de inglés.

16426168_1644036942279032_8622930986276604129_n

En concreto las de un servidor se materializaron en: Una salida de senda por hacer portería y mirar donde no debía; asunto nada baladí que me costó un golpe en el costado junto al corazón, el cual me dejó bastante maltrecho y con dolores hasta en las pestañas.  Posteriormente como consecuencia de lo anterior me pillé un “no hands” por encima del manillar que muchos saltimbanquis ya quisieran hacer.  Total, premio Muflón de Oro para Lagartija.  Balance: Costillas tocadas, reposo, no respirar en una semana -si puede ser-, no a los enfriamientos y consumir mucha agua (con el asco que me da a mí este líquido, donde hacen el amor los peces), un dedo machacado y esguince de otro.  Vamos un parte de lesiones digno de cualquier accidente de personicas mayores.  En fin Serafín.  Asín son las cosas.  Pero esto qué es para un hombre con pelo……….en pecho.  Digoooooooo.

16266060_1644034685612591_7345597620412570133_n

            No me voy a quedar en casa.  Colocada así la reflexión junto al cerebelo trasero ya no hay lugar para otros pensamientos.  Este finde me voy de nuevo al monte.  La carretera queda descartada.  Venga pues.  ¿Dónde echamos el body serrano? Pues………….. Igual a la zona más oriental del Parque.  Por Lúsera, Ibirque, etc.  Bien.  No hay problema.  En menos que canta un gato estamos organizados.  No hay color.  Pero bien es cierto que hay un problema – GORRRRRRRRRRRRDO y es que no sé si voy a poder ciclar.  Tengo dolores, no puedo hinchar el pecho, me duelen las muñecas y músculos que no sabía ni que existían.  Hasta el aliento me duele.

img-20170129-wa0024Decidido.  Vamos a la nieve.  Aquí no me molesta ni el perro, ni el gato ni las macetas de los helechos.  Esto es pura vida.  Sin pensar, como siempre ya estamos 4 patas para un banco dispuestos a disfrutar del enduro.  El tío Mzungu, el tío Cirac, el tío Fon y una servidora.  Dispuestos a llegar hasta el límite de lo ciclable pensamos seguir la ruta del tío Roberto Clemente, para marcarnos una ruta sobre seguro, pero….como siempre nos embarcamos en una gloriosa “PATOAVENTURA”.

16426129_1644034095612650_1760588813585437028_n

            No somos muy exigentes, pero sabemos apreciar lo bueno.  Esta ruta lo tiene.  La subida por el sendero de Ibirque, directo desde Orlato, tiene su aquel.  No apta para todas las bocas y la verdad es que se hace poco ciclable ascender por ella hasta el pueblo.  La visión y el paisaje son inconmensurables.  Deliciosas.  Indescriptibles.  Guara nevado. 16406689_1644034988945894_3384188930217589714_n El suelo con dos palmos de nieve.  Los rincones de las fuentes, helados y la vegetación harta de nieve con un colorido blanquecino y navideño.  De postal de felicitación.  Así pues, toca nieve.  Maravillossssso.  Inoxidable mi querer, no puedo separarme de los senderos de Guara.  Aquí se disfruta al 100%.

Pero no todo es subida.  Desde Ibirque toca ciclar con presteza dirección al Oeste.  Hacia Lúsera.  Por las rampas de nieve y piedra, lajas mojadas e innivadas, por los ventisqueros que atraviesan el camino de piedra y las sendas holladas por cientos de personas que antaño recorrían estos tramos flanqueados por muretes de piedra, vadeaban arroyos sobre piedra tallada que hacía las veces de vado y puente y entre los árboles que en verano protegían del sol abrasador.

16300424_1644035102279216_757721321635799351_oNo todo podría ser duro, aunque de hecho lo era, alguna cosa buena también habría.  Guara, ¿qué les has hecho a mi corazón que parece que siempre es domingo?

            Caminando sobre el track, cargado a los efectos, en los GPS’s de los compañeros, por el Serenguetti de tus sendas, mis ruedas son leones hambrientos devorando cada metro en busca de la trazada perfecta.  Sobre la nieu.  Y eso que a pesar de todo y al ser nieve polvo avanzas bastante bien, eso sí, te meneas más que una coja en un baile.  Pero tiene su encanto.  Y así sin más ni más, consumiendo segundo a segundo bocados de vida nos plantamos en el cruce del camino a Lúsera.  Enclave decisivo para bajar o continuar hacia Santa María de Belsué.img-20170129-wa0020

En un alarde de decisión sin límites y de hipoxia a flor de piel, a pesar que de pensábamos hacer lo correcto, nos equivocamos senda abajo.  Por un tapiz de piedras como la cabeza de un taustano nos echamos monte abajo flotando sobre sus puntas, haciendo trabajar la suspensión al límite y forzando los sentidos que a estas alturas ya sienten sin miedro.  El dolor pasa.  La adrenalina fluye.  Y el sendero acaba.  Por fin Lúsera.  Poco dura la alegría en casa del pobre.  Sólo se bajan 3oo metros de desnivel negativo.

16265585_1644035278945865_7163727103577441365_n

            Poco se nos hace.  Hemos recortado y tenemos mono de monte que parece un mandril.  ¿Qué podemos hacer?  Solución.  Subimos y bajamos de Lúsera por un par de senderos y completamos.  Dicho y hecho.  Un par de ascensos y un par de trialeras y “a fan culo”.  De vuelta a casa.  O no.  O yo qué sé.  En fin, falta la portería, la cerveza de después y el piscolabis que tomamos siempre.

16388014_1644037155612344_8044410289192047392_n

            Qué más se puede pedir.  Un día vivido como si no hubiera un siguiente.  De los que te hacen sentir vivo.  Grache primos.

https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=16092223

 

16299412_1644036688945724_8068329211457482371_nUn placer.  Nos vemos por las sendas, kiollllls.  Un saludo de Tija-Lagar-Tija.

 firma-blog-btt_albertolagartija

Publicado en Alberto Lagartija, Colaboraciones, ZONA GUARA | Etiquetado | 2 comentarios

La integral del Pico del Águila sobre Arguis


Como estas últimas veces os pongo la banda sonora de la lectura de la crónica.  Elegida entre lo más granado del panorama musical de los últimos años.  Espero que os guste.

Madre mía.  Frío yo?  Nunca.

Es domingo y hay que salir al monte.  Lo digo casi con devoción.  Porque la opción que complementa a esta brillante solución es la de quedarse en el sofá.  Entonces ¿qué proponemos?  Igual hay que salir, aunque sea bien abrigado, porque ha dicho el personal del tiempo que va a hacer un frío pelón.  Y como digo siempre a la compañera del metal:

  • ¿Qué, una voltereta o me voy con la bici?
  • ELLA Abrigate que hace frío.

Bieeeeeeeeeen.  Ya será menos.  Me cojo un poco de abrigo y sobra material.  Sí, sí…..

En fin Serafín, lancémonos a la aventura.  Sobre la marcha.  Y así como si no hubiera mañana, vamos decidiendo, una tras otra, las condiciones de la jornada.  Primero el cafelito.  Parando en Huesca nos acercamos al bar de la gasolinera y solucionamos.  Perfecto.  Allí … alguno ya tuvo que “pillar wifi” porque el estómago no le aguantaba.  Es lo que tiene la cafeína.  Nada, nada, habiendo infraestructura sólo resta utilizarla.  Eso sí, ya pueden avisar al “hombre de las cañas” para que mantenga un poquito las tuberías que se quedaron perjudicadas para todo el fin de semana.  Fijo.  Pero esto es no todo.  Una vez en marcha con dirección ¿a?…algún sitio saldrá.  ¿Y Apiés?  Pues bien.  Vamos hacia allí.img-20170117-wa0011

Los coches cargados con la impedimenta y las burras al unísono.  Con el alma en vilo.  Pero ¿cómo es posible que saliendo del Valle del Cierzo nos encontremos con semejante ventolera?  Increíble.  Aquí también sopla.  Huyendo del frío y buscando el tiempo más llevadero nos encontramos en mitad de un huracán que nos hizo desistir de salir desde Apiés para cambiar el inicio de la ruta a lo alto de la Sierra.  Por lo menos desde Santolarieta la cosa será distinta.  O no.  Ya veremos.  Venga, vamos p’arriba.  Una vez en el pueblo descargamos y nos agrupamos como las ovejas.  Nos pusimos más adosados que un cuarto de baño.  Oiga qué frío.  Se nos llevaba hasta el material de las ráfagas del aire tan fuerte.  Endioro.  Eso sí que es “vivir a nuestro aire”

Tras un poco de darle al cerebelo trasero tenemos claro que nos marcaremos una media integral por el fondo del barranco para evitar el viento y en la parte superior de vuelta nos cargaremos de piedras en los bolsillos para que no nos tumben las ráfagas.  Hayquejoese.  Por ser un pez de mar abierto se sufre estos inconvenientes.  Un pez de acuario rueda siempre por los mismos sitios cerrados, lo que a la postre te agobia.  Servidora no desdeña la Plana de Zaragoza, pero no se puede comparar.  El ser libre y elegir tiene a veces otras recompensas.  Esta vez veremos lo que nos depara el día.img-20170118-wa0001

Salimos del pueblo por la senda que conduce hacia el Salto de Roldán.  Nuestra mirada se vuelve de porcelana al contemplar el paisaje del Parque.  El Salto.  Una maravilla descubierta cien veces y siempre sorprendente.  Es bueno saber que hay vida más allá del sofá y el fútbol.  Los colegas también paran y se regocijan en el mirador sobre el tajo.

Aquí tomamos el sendero de descenso hacia el fondo del barranco, buscando las fuentes y el río, represado cien veces y siempre libre.  El material poroso hace imposible de domar la corriente de agua y las fuentes que manan por todo el barranco se vadean y descubren un paisaje de carrasca, boj, pino, aliaga y toda suerte de vegetación de bosque mediterráneo.  Jalonado por gleras, piedra descompuesta y los farallones de Cienfuens el entorno idílico del Parque nos recibe con una sensación sobrecogedora.  La guinda la aporta el domen de Belsué; enterramiento pretérito, fuente de 100 historias y leyendas.

img-20170115-wa0005

Y de aquí al cierre de la presa primero en Cienfuens y posteriormente una vez recorrido el camino horadado sobre la roca y a veces perforado en varios túneles tallados en piedra viva nos conducen en una pequeña ascensión a la presa del pantano de Belsué.  Lo más agreste está resuelto.  SQLP.  (Licencia barbastrina)  Sólo queda lo peor.  (Recomiendo que visitéis a estos colegas de Barbastro porque son unos cracks y su web de igual nombre)

Comienza la subida.  No es ninguna metáfora.  Literal.  Es como un tretra brick, unas veces se abre bien y otras mal.  Hoy a sufrir.  A principio de temporada no ruedas fino.  Después de las fiestas y con lastre no surge la pedalada final.  Aun con todo y tras superar las 4 primeras curvas encementadas la cosa fluye.  Sudas como un tocino pero sales del hoyo.  Y después de todo el collado de Trabesera nos espera para ofrece su vista sobre las dos vertientes.  Es un amor efervescente, se pone mi carne a punto de nieve.  Y falta todavía la pista de petroleros, hoy día bastante más arreglada que cuando la descubrimos por primera vez prácticamente cerrada de piedra y erizones.

            Por fin.  Arriba.  Eso es sufrir.  Contra el aire en ocasiones.  A Manolo y a mí una ráfaga nos sacó de la pista sobre los erizones.  No quiero ni pensar lo que hubiera ocurrido en otras circunstancias.  Pero es mejor dejarlo así.  ¡Vaya susto!

            Total que entre ponte bien y estate quieta llegamos al cruce con la senda que viene del Pico del Águila, dirección Ordás.  Nos pertrechamos y sufrimos el aire, el frío y algo ya de cansancio.  Es lo que tiene la tirada de 600 m de desnivel positivo sin un solo respiro y por terreno abrupto.  Un todo.  Una mezcla de placer y dolor a partes iguales que no he sabido describir nunca como los aventureros de siglos pretéritos.  No sé si será así pero a veces pienso que soñar es un error porque se vive dos veces una con el corazón y otra con la mente.  Tal vez sea un acierto la reflexión, el poder vivir estas experiencias no tienen recompensa comparable.

img-20170118-wa0013

            A lo que voy vengo.  Apiñados del frío.  Me pongo de velcro por la falta de espacio.  Bien pretos.  El tío Tanano doblado de dolor o de frío. El tío Épico acurrucao,  agabillao como un pájaro   No lo había visto.  Jodofloro.  Con las manos juntas.  Creo que va siendo hora de bajar.  (Y no hacía frío, en principio)

            Pues tira millas.  Arrea hacia el cordal Joaquín, como una fuina.  A ritmo de salsa.  Yo, como no tengo dinero sueño en blanco en negro, vamos que tiro menos que un puro de peseta.  No me puedo menear del frío en las manos (me las había desprotegido arriba para sacar cosas de la mochila y la cagué con ventanas a la calle, casi se me congelan).  Por tanto no podía cambiar de piñón y no subía por las rampas de la senda.  Tuvimos que esperar un rato por la senda para recuperar sensaciones.  Tiré después de Miguel un buen rato hasta el obstáculo de la piedra donde por fin recuperé sensibilidad y por fin empecé a trazar, a disfrutar, a bajar y subir con flow. img-20170119-wa0015

Casi se ve el final de la senda.  El Tiacuto a la espalda y la salida por la cabañera sobre Santolarieta.  El barranco más guarro que hay por la zona.  Más que el agua de fregar.  Con piedras como la cabeza de un taustano, lavadoras, regueros, arrastres, etc.

            Al poco antes de llegar podemos disfrutar mínimamente de la senda que lleva al pueblo.  Pajarillo que vuela y no encuentra el nido.  Casi a punto de tocar los coches.  Y a punto de estar a punto….en la última curva de sendero Manuel nos deleita con el premio Muflón de Oro, a la tollina más divertida de la jornada.  Un desliz.  Un giro de rueda delantera y una salida “no hands” sin consecuencias.  Fin de ruta.

actual 004

Santolarieta.  Preciosa.  Los geranios de tus ventanas no se pueden comparar con las cosas más bonitas que me puedan ofrecer…Hoya de Uesca.  Lugar privilegiado.

Nos vemos en el monte. Un abrizo de Tija, Lagar – Tija.

TRACK.  22km. ride.  Jodoquebiruji.

https://www.relive.cc/view/832700416

img-20170120-wa0000

Pie de foto.  Ahora con el frío algunos animalitos buscan refugio en los motores de los coches que aún están calentitos.  Por lo que no viene mal dar unos golpecitos en el capó del coche y si hay alguno saldrá huyendo de lo contrario podríamos causarle un daño irreparable al arrancar el motor. En comentarios pongo una foto donde se puede ver uno de ellos buscando el calorcico en esta época tan fría.

Publicado en Alberto Lagartija, Colaboraciones, RUTAS, ZONA GUARA | Etiquetado , , | Deja un comentario

III Invernal de Riglos. La Vieja Tronca, si ese es su verdadero nombre


III LA INVERNAL de Riglos, de la Vieja Tronca

(Si ese es su verdadero nombre)

11panoramica1              Llegó el día. El día de empezar con la celebración de la III Reunión INVERNAL de la Vieja Tronca. Festividad bicicletera en un entorno privilegiado que ha sido declarado de Interés Monumental. Ya te digo. Casi nada la del ojo y lo llevaba en la mano. A ver cuánto ha costado darse cuenta de la magnitud del paisaje, los años de considerarlo simplemente un refugio para los montañeros, para la gente escaladora y demás especímenes; es además  lugar para el btt endurero por excelencia y de todos aquellos que lo ven con ojos de asombro, de reconocimiento, al abrigo de las moles llenas de historia, aventuras, gestas y sacrificios. Un sitio diferente donde nada más llegar te estremeces, sientes un escalofrío, notas que entras en “un lugar especial”. Por eso lo hemos elegido en esta ocasión al igual que en las anteriores. Además, porque contamos con un buen grupo de amigos de la zona que colaboran en este acontecimiento y que a la postre es tan importante dentro del conjunto que hace imprescindible su participación. De esta forma el desarrollo del evento se hace fluido, natural, impredecible a ojos de los profanos. Aquí venimos en busca de aventura, enduro, adrenalina y unos ratos inolvidables con los colegas que habitualmente no coincidimos a lo largo del año; también con los habituales, pero con el añadido de este precioso escenario. 4En comunión con la Naturaleza y desde nuestra especial forma de entender la bici comprobamos que los diferentes puntos de vista sobre el asunto al final confluyen en uno solo. La versión final de la ruta. La idea en esencia del mountain bike, -que dicen los anglos-. Lo que llamamos “el pol montain” y que comentaba en este día el tío Rober. Puro stail aberroncho sin límites. El “to pol monte” o “por to lo malo” sin pensar en encasillados, ni especialidades. Lo que antes respondías sin ambages:

  • ¿Qué haces con la bici?
  • Yooooo……..pues. Monte.

Esa es la clave. Sin disciplinas que valgan. Una versión ecléctica, potente, fuerte, sin un límite definido. Hay que tener paladar para digerir una disciplina amplia como ésta.

Este fin de semana lo comentábamos y entre risas describíamos a más, a más, cómo se planteaban las rutas. En concreto el tío Jim (el más elegante, en cuestión de ropa interior, ja, ja,ja) nos mostraba un punto de vista objetivo y divertido. La ruta se concebía, no para hacer valer la especialidad de los más dotados técnicamente, bajando, subiendo… sino para poner al personal en evidencia, subiendo por donde se baja y llevando al extremo la capacidad pedaleadora en ascenso, descendiendo, andando, etc. 3Vale todo, barranquismo (en ascenso), XC, por caminos, pistas, sendas y unas bajadas más allá de la normalidad.  Prima el entorno, la capacidad de sufrimiento, los lugares desconocidos a los que no se accede habitualmente.  Escogidos por su infinita belleza a pesar del esfuerzo que conlleva, por ese plus de dificultad que también aporta su punto psicópata que nos acompaña y distingue. Y de allí se sigue que las bicicletas que llevamos sean elegidas por una serie de características técnicas que las hacen incomparables al resto de material. Tú vas al tendero y miras la bici que te gusta, la pesas y le das vueltas, te montas para tomar la medida y acto seguido te la echas al hombro.  Aquí el tendero se cuaja.  La ajustas y se te adapta a la hora de portear, la compras.  Bueno también la comparas y analizas el material.  Pero esto es definitivo.  Si te haces a ella … vale.  Si no a por otra.  Es lo que tienen las formas raras y los cuadros.

5

En fin Serafín.  A lo que voy vengo.  Que una vez juntados todos en Riglos y después de un desayuno de hermandad a base de “fruta del árbol del cerdo” y cafés y viandas varias (por supuesto que ha habido reencuentros, saludos, abrazos, risas, etc.) nos juntamos todos en el aparcamiento y nos despedimos de José Ramón y Chery para iniciar la ruta que nos durará todo el día hasta la hora de la merienda.  20 Aberronchos con sus máquinas extrañas y ataviaos como romanos nos echamos al monte en busca de sensaciones.  Senda de Carcavilla adelante disfrutamos de las primeras rampas. Los pateos serán constantes en este tramo hasta la hora de llegar a la presa del pantano de la Peña.  Aquí el personal ya ha disfrutado de las setas, de las piedras, del revolcón del tío Diesel que se puso a entrenar caídas de judo dando volteretas frente a la estación de Carcavilla y de un sin fin de ratos al pedal.  Tocan porteos pero no son agónicos, ni duros, ni largos.  Total que entre ponte bien y estate quieta llegamos a la primera trialera del día donde nos espera la primera dosis de adrenalina en forma de senda chunga, mojada, con un paso de piedra elegante y unas escaleras jabonosas de lo más apropiado para tomarlas con calma.  Sin incidentes destacados (bueno el Topo se marcó un no-hands en la piedra, -lo que los mortales llaman una voltereta de la órdiga- que casi se le pelean los dientes por salir de la boca, aunque sin mayores problemas) y poco más.  Yo destacaría a nuestro gallego endurero que se marcó un flirt de luxe al bajar por primera vez y de corrido todo el obstáculo sin pestañear.  Chapeau caballero. 2

En la pista, reunión y portería.  Llevamos más rato dándole a la lengua que al pedal.  Lo normal, en nuestra línea.  Un poco de pista -aunque al tío Tanano le salga urticaria- pero es necesario llegar al pueblo.  La Peña.  Tras tomar el solete, relacionarnos con los aborígenes y descansar como si hubiéramos hecho algo, partimos dirección a la Garoneta Vieja.  Reducto mágico, junto a la ermita de San Sebastián, puente romano y lugar de solaz y esparcimiento de la gente del lugar.  Subimos por el campo de Canela hacia Harto Malo y allí descubrimos que la pista se acaba.  Game over.  Fin.  ¿Y ahora? Jejejeje.  Ahora el tío Jesús se sube a pata rodeando la foz hasta Casablanca.  Se prepara parda.  Vamos a tener más lío que la alpargata de un romano.  Nosotros por la foz adentro.  La Foz de la Garoneta o de Casablanca es una maravillosa formación geológica, cárstica, con su torrente incorporado, sus pasarelas para ascender, sus pisadas hechas para soportar el paso de personas.  ¿Y las bicis?  Sencillo.  A la chepa.  He ahí nuestro regalo.  Una ascensión de barranquismo con bici a la espalda.  Tengo que decir que tuvimos suerte porque el agua llegaba al límite permitido.  Si no, no hubiéramos podido pasar por allí y hubiéramos tenido que ir con Jesús.  9Se inicia la ascensión.  El tío Toni, abre camino, foz arriba, conmigo de soporte y entre uno y otro vamos tentando el camino y las circunstancias.  Menudo alicate.  Acostumbrado a la bici todo el año se mojó un pie.  Y no os cuento lo que le gusta protestar.  Como una plañidera toda la subida.  Dio más mal que un tocino con el morro.  Menos mal que lo conozco como si lo hubiera parío.  Bueno que al final llegó el final y salimos del torrente para pasar a una senda y a un barranco más amplio plagado de setas, vegetación frondosa, erizones, aliagas y toda la estupenda flora de la zona que colabora al masaje aragonés en piernas y brazos.
Sensación pura donde las haya.  Se mostró como un entorno idílico, espectacular y sobrecogedor que merece la pena conocer y que os ofrecí como algo increíble dentro de la zona.  Las caras tornaron a lo largo de la subida; empezaron con estupor, después un poco de incredulidad, luego sufrimiento y por fin de placer de………………………haber salido. Esto es el maravilloso mundo del montalbán.  Hala pues, ya estamos en Casablanca.  7Coñiooooooooooooooo ¿quién viene por ahí?  El tío Jesús.  Nos ha cogido.  Es que poco a poco hace camino y cuando va solo sin protestar le cunde.  Bueno, pues todos juntos.  Comentamos la jugada.  Risas y chanzas sobre tiempos pasados, rutas pasadas, bicis pasadas y ………..tiraaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.

P’arriba.  Todavía estamos fuertes, con la moral alta, de buen rollo y con ganas de rodar, por pista si puede ser algún rato.  Más que nada para que cunda y correr más terreno.  Ahora bien, lo visto es bonito, la sorpresa ha llegado, el personal lo ha asumido, ha visto otra opción y ahora toca pedalear.  ¡Mira!  Me encuentro bien.  Tanto hacer el hámster en casa con el rodillo, que hasta mi mujer me ponía un plato de nueces como a los roedores y al final que me ha venido de maravilla tanto entreno.  Chúpame un pie Marifé.

Pues eso.  Pedal y más pedal para arriba.  Salimos de la batida de cazadores -advertida previamente por la gente de Casablanca- y nos incorporamos al tramo de Riglos.  Hacia Santo Román.  Allí se asciende bien, por la pista, pedregosa, jaspra, (áspera) del barranco que es, aunque ese día en buenas condiciones.  Sigue la portería.  Y es un sinvivir.  Qué risión.  Tantas cosas que contar en tan poco rato es como una tormenta de comentarios y situaciones vividas a lo largo del año.  Se agradece.  Por fin llegamos al collado.  Aquí a comer.  Bien comidos y algo más descansados en un par de pechugadas llegamos.  Comento.  Aunque la peña que me conoce me mira con la vista torva y el semblante de medio lao. 8
Bueeeeeeeeeeeno.  Estamos fuertes todavía y falta un rampón del 15.  No problemo.  Prisa non hay, tiempo bon fa, puya, puya.  ¿U no ?  Hala pues.  A por la última.  Ya olemos la cervecica que nos espera en el Puro.  Y la merienda cena que nos han preparado nuestros compañeros.  Un último esfuerzo y llegamos “en menos que canta un gato” a las rampas de la parte posterior del Mallo Colarao.  Y por fin el paso a la entrada, vestida de hierba seca, a la senda de descenso.  Es un preludio.  Nos aparejamos el vestuario y las protecciones y vamos a la foto de grupo y pertinente “filmanda” con el personal sobre el mirador del Firé y del Pisón, sobre el Circo de Verano.  Una delicia, oiga.  Una hemorragia de placer.  La visión definitiva.  Y además sabiendo que ahora toca bajar y que nos gusta tanto como subir, incluso algo más.  Fotos pertinentes.  Más portería.  Arreando.  Ahora toca lo suyo.  Ajustamos settings.  Suspensiones, presiones de neumáticos y ajustes diversos.  Puta tecnología.  Es lo que tiene ser un “victim fashion” del enduro.

6Por la senda que baja al Colorao y como alma que lleva el “Diaple” arrean el grupo más potente de bajadores.  Pero jooooooooooooooder, nada más empezar, justo, justo en el primer tramo el tío Seri se arrea un bofetón del 15 y medio.  Sin aminorar lo sucedido.  De verdad, una órdiga como un piano de cola.  No sabemos ni qué pasó.  Yo lo veía.  Iba detrás de Santiago y él justo delante.  Se cruzó y se calzó una hostia como un pan de kilo.  El resultado, a parte de la contusión, y del golpe en la quijada, que dentro de lo malo iba protegida con la mentonera, (si no a estas alturas estaría como la Marí Trini, con el morro torcido) se saldó con la nada inestimable lesión de dos fracturas en los metacarpianos.  En ese momento no es bueno decir nada, pero poco a poco saldrían las moraduras alrededor de las fracturas y se vería bastante claro la lesión.  En fin, el hombre bajó como pudo a ritmo de paseante y con el dolor correspondiente.  El resto de personal disfrutaba de una bajada “a muerte” por el mar de piedras como la cabeza de un taustano, a tramos, otras como lavadoras porque tenían su aquél y otros tramos limpios y rápidos.  Lo dicho, una dulzura y un amor de senda.  En un suspiro me planto por la zona media donde se ve la punta del mallo y a la vuelta de un par de curvas veo que el personal para.  Un ruido de fondo.  Un aullido seco y casi imperceptible y se palpa el dolor.  El tío Rober sentado con cara de circunstancias, los colegas alrededor mirando y sobre todo valorando la situación.  20161210_154002Allí hay un problema más que serio.  Me acerco con precaución y pregunto con discreción porque el tema parece espinoso.  Lo primero que oigo es que ya puede respirar.  Se me encoge el estómago.  Echo la vista atrás a ver si viene Sergio.  No puede ser, dos caídas en un tramo relativamente corto.  Se decide que el personal continúe y que se queden con Rober el menor número de personas posible que sirvan de apoyo y cobertura.  En los momentos posteriores a la recuperación inicial, pasado el primer gran susto, ya con movilidad parcial, la cabeza erguida y consciente en todo momento, le preguntamos sobre su situación física.  La valoración inicial es un gran golpe en la espalda, por el resto del cuerpo lo normal, pero el foco de dolor y las lesiones dentro de la caja torácica.  El susto sigue.  Naturalmente.  El personal ya ha llegado abajo.  Se inicia el protocolo de emergencia y evacuación.  Es de agradecer que la gente de la Guardia Civil y de Cruz Roja estuvieran al quite.  Se avisó al 112 para que todo fuera según tienen organizado para una mejor resolución.  Andamos, anduvimos, jodidos pero bajando, junto al lesionado y haciendo de sombra porque me temía que en cualquier momento le fallaran las piernas del dolor y cayera sentado.  Controló la situación a costa de sufrir el dolor y bajar por su propio pie; él sabía, y nosotros sabíamos que había lesiones.  José Ramón se acercó a buscarnos con el coche pero no fue necesario porque llegamos hasta la ambulancia que le recogió ya en el Puro.  Sergio también había llegado ya.  El desenlace se sabría horas más tarde, incluso algunos días más.  El resto bajó y se continuó con la ruta aunque quedaba prácticamente nada.  Una vez evacuados los dos heridos y puestos en ruta, uno dirección San Jorge y otro a Urgencias de Zaragoza, fuimos a cenar.  En la cabeza de todos estaban las circunstancias y las personas que faltaban.  Tuvimos que organizar un acompañamiento que salió de forma espontánea;  gracias a Mariam que bajó con Rober, Diego detrás de la ambulancia con el coche, Tanano con el coche de Rober y Santiago bajando a Sergio.  En fin, un planazo para el flow que se había desplegado.20161211_080355

Y llegó la cena.  Nos sentamos y empezamos la merienda a base de frutos de la tierra (coño no va a ser de Marte, jajaja).  Me refiero del país.  Crema de calabacín, paletilla de ternasco, tartas, vino (como para una boda) y sarao y celebración.  Podría haber sido mejor, en el sentido de que podríamos haber estado todos.  La pena es que a sabiendas del juego que nos llevamos entre manos y al que todos estamos entregados a veces pasan estas cosas y no son plato de gusto para nadie.  Y menos para los afectados.  Para otra ocasión será.  Se les desea lo mejor y una pronta recuperación para poder volver a juntarnos.  Del resto de la jarana y demás os hacéis cargo.  Comida, cafés y pocas copas porque estábamos cansados y un lujo de cena y sobremesa.

Ha sido un placer contar con todos vosotros en la III Edición de la INVERNAL de Riglos de la Vieja Tronca (si ese es su verdadero nombre) y deseo fervientemente sobre todo una recuperación rápida de los lesionados y una vuelta en breve a los ruedos.  Al resto que tengáis un buen fin de año y que sea mejor que éste en el que estamos.  Un abrazo aberroncho del Tío Lagartija y disfrutar todo lo que podáis del monte.  Un beso.12panoramica2

Gracias mil a los colegas que se entregaron de forma voluntaria para solucionar el asunto.  Incluso para las dos Ratas que pasaban por allí.  Un beso fuerte Mariam y Diego.  (Bueno para ti Diego un abrazo que luego te pones mimosón)

Otra mención aparte me gustaría hacer al grupo As Cimas que ha surgido este año como germen del Club de Montaña As Cimas y del que está creciendo en todos los sentidos un colectivo endudero, de nivel maño, al cual da gusto seguir y comprobar día a día su desarrollo y capacidad tanto humaña como técnica.  Gracias.

También me gustaría que en próximas ediciones fuera nutrida la participación y contara con personas de la zona Norte, especialmente del Valle del Aragón y que aunque próximamente serán invitados a otra ruta por el “Reyno de Berta”, en un estilo más relajado, técnicamente hablando, igual de dura será la salida alrededor de los Mallos de Agüero.  Dios Menguante.

A nuestras chicas y familias que nos acompañan en estos saraos, a sabiendas que tenemos menos luces que un sótano y que nos puede pasar cualquier cosa y aun con todo nos quieren y nos apoyan.  O eso dicen.  P’habernos matao.  Un beso.

Por supuesto aunque ya se ha mencionado a José Ramón y Chery (El Puro) que no solo han estado a la altura de las ediciones anteriores en cuanto a preparación y disposición con los participantes sino que además han colaborado con nosotros para resolver una situación realmente delicada y que en el momento que se produjo estuvieron apoyando hasta su desenlace.  Un beso muy fuerte.

Lo dicho.  Un placer y nos vemos en el monte kiollls.  See you, Little Canal sparrows.

En esta foto nombramos a todos los participantes del evento.

10final

De izda a dcha.  Jesús (Tarrino), Manuel, Adrián (Ñandú), Sergio (Serivane), Alberto (Jipi), Andoni, Ramiro, Jesús (Diesel), Lagartija, Alfonso, Santiago, Óscar (Zacarías), Antonio (El Párroco), Alfonso (Jim), Sergio, Marcos (Topo), Paco (Sylvestre), Fernando (Tanano), Asier.

MUSICA.  (Para leer con fondo):

RETRATANDA.

https://drive.google.com/folderview?id=0B3UkMN_HhXAJVmMyNWl4SUcwV28

RUTA:  Pinchar para visionar el vídeo.

https://www.relive.cc/view/798782637

Publicado en Alberto Lagartija, Ciclomontañismo, Colaboraciones, Jacetanos por el mundo, Otras Secciones, RUTAS, Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario

¿Última del año?


     Menos mal que nos queda Portugal.  Decía aquél.  Porque hoy (el lunes) estoy como para echar cohetes.  Ayer pasamos más frío que un perro pequeño, pero disfrutamos como bestias pardas y ya sabéis la frase recogida del acervo cultural de un biker:  ¡Qué bien lo pasemos, cómo disfrutemos!  ¿Tú no estastes?

     Pues el que vino, sudó, se enfrió, sufrió, disfrutó de las subidas y las “pocas” bajadas y de un grupo que ha surgido poco a poco pero que a fecha de hoy se está consolidando como un germen endurero de magnitud considerable.  ¿Por qué digo esto?  Es sencillo, un grupo de 10 componentes a los que se añadieron 4 electrones (por lo del descontrol) y dos amigos más, es un lujo para cualquier organización.  A fin de cuentas ¿dónde vas a estar peor que en casa?  Y la Gabardiella nunca defrauda.

CIRCULAR A LA GABARDIELLA.

No tenemos remedio.  No nos podemos integrar en ninguna célula organizativa más o menos ordenada.  Y es que lo nuestro es el “Ejército de Pancho Villa”, y eso que nos gustan algunas determinadas costumbres prácticamente a todos pero con relajación.

14915610_1534274706588590_5304044193660700789_n

Así que aceptaron nuestra presencia los colegas de As Cimas, porque nos quieren como somos, y ahí aterrizamos para completar un día de enduro y diversión.  Desde la cola del pantano de Belsué que tomamos como lugar de inicio de la ruta empezamos calentando por carretera en dirección Nocito, mientras conversábamos y empezábamos una jornada endulerda que dio mucho de sí.  Un placer conversar con los colegas.  Estaba en mi salsa.  La portería es lo que tiene.15032113_1534273129922081_1963041597877493040_n

Total que entre ponte bien y estate quieta que llegamos al collado de Orlato.  Lugar clave de la ruta por su posibilidad de elegir entre bajar a Nocito o acortar por la senda del collado hacia el Mesón.  Pero nosotros decidimos bajar.  La mañana avanzada no había secado nada prácticamente.  Y aun con todo disfrutamos.  La rueda se movía más que la compresa de una coja, pero eso aumentaba el aliciente.  Alguno hizo ceprén hasta con el “Ojo de Mordor” y es que había que agarrarse bien al ramal. Deslizaba.  Literalmente sobre mantequilla.  Y a pesar de todo en menos que canta un gato consumimos momentos de diversión, adrenalina y sustos por un camino delicioso, sobre lajas mojadas, terreno fangoso en alguna ocasión y la piedra “guaraní”.

14947520_1534276963255031_2972163107427311861_n

Espectáculo de sensaciones y colores que abrumaban la capacidad de cualquier retina dispuesta a dejarse seducir por el Otoño en el Parque Natural.  Festival de árboles compitiendo por el mejor decorado posible, natural, atrezzo esperado y no por ello menos valorado supone que lo deseamos, con el fin de poder consumir los reflejos y los olores del monte en esta temporada.  Maravilloso.  Prodigioso.  Cerezos, arces, en sus cromos rojizos; trémulos, populus blanco y nigra, fresno y algún avellano cab**n de esos que te agarran el manillar mezclado con pino, pino y más pino.  Ainssssssssss, qué gonico.

    Prefiero explayarme en este momento para que podáis entenderme y sentir lo que la naturaleza nos ponía al alcance de los sentidos en el camino a Sescún.  Sendero duro, técnico, con pendientes capaces de sacar de punto hasta al más pintado.  Alguno intentábamos subir todo lo que se nos ponía delante hasta llegar al límite de pulsaciones, sin embargo ….la montaña siempre te deja en el sitio que corresponde y tiramos del ramal en ocasiones para superar el obstáculo, la piedra, el remonte.  Ríos, riachuelos, barrancos, losas y más losas jalonadas con algún escalón técnico a mitad de sendero y por fin la Ermita.  Desde el collado se atisba la pista de subida, pero esconde la verdadera capacidad de sufrimiento que desplegamos en cada rampa, cada subida, cada curva que da inicio a un nuevo tramo que nunca concluye y después de todo…otra rampa.  Como dijo un colega:  “¿Pero esto no tiene bajadas o qué?  Je, je, je.  Sí, si.  Tranqui.  Ahora.  Sudados hasta la goma de la braga.  Eso seguro.  Y con frío.  El aire nos dejó un cutis fisno, fisno.

15032212_1534275929921801_3551094366237717689_n

   Hasta aquí todo disfrute.  Sin incidentes ni mecánicos, ni técnicos, ni personales.  Niquelao oiga.  Una vez arriba y acabada la pista el sendero que conduce a la plana de Bail nos llena de placer.  El descubrimiento.  La joya.  Setas.  A tutiplén, rebollones, negritas, lepiotas, etc.  Pero esta pandilla de aberronchos no me dejó disfrutar.  Sólo mirar.  En fin, es lo que tiene la organización.  Aun con esto mereció la pena.  Y eso que tuve que parar por obligación a reparar un pinchazo que casi nos dejó “pajaricos” en semejante lugar.  Gracias al tío “Mzungu” y a tío “Cirac” solucionamos en el menor tiempo posible a costa de pasar un frío pelón.

14956556_1534272369922157_5329921102875243779_n-1

Ahora toca disfrutar, cruzar la pala, llegar al final de la hierba, inundarnos de la poca luz del día y sofocar nuestro corazón con unas vistas irrecuperables desde la ciudad.  Aún lo veo, la luz, sensación, la paz del momento, el aire que golpea la cara acalorada, casi rehuso estar encerrado, pero hay que comer y cumplir con las obligaciones sociales y laborales.

14963289_1534272873255440_8105883928643067753_n

El remanso de la pala es el preámbulo de la bajada.  Un principio por pista en mal estado es la introducción al sendero.  Oyes de fondo “Dust in the wind”, sabes que llega el momento, el bosque.  Menos luz.  Menos traza.  Tu rueda empieza a rugir y a frenar.  Ya se calienta el ambiente.  Y por fin el desnivel negativo en una rampa de entrada gloriosa.  Yehhhhhhhhhhhhhhha.  A muerte.  Toca sangrar.  Cambia el disco y ráyate.  Los Stones.  Portodoloquesemenea.  Sin freno.  Fly, fly, fly, velocidad y mucho ritmo, flotando sobre la senda que abriga tu trazada con unos peraltes espectaculares; fuerzas la línea y se va, pero se va.  Mucho.  Joder qué gozada.  Sin frenar, contra el pino que se cruza en tu línea, que rozas, con el manillar, con el hombro.  Las piedras saltan de las ruedas y ves que vas casi al 100%; la velocidad resulta absurda y las trazadas surgen solas porque no piensas, es instintivo.  Fluyes, por el bosque como una barrancada de agua en un día de tormenta.  Deslizas hacia el fondo del valle junto con tus colegas.  El ferodo al final se calienta porque el miedo es libre.  Algunos se lo tomarán con prudencia, pero esta vez, para un servidor no era el caso.  Estaba estrenando tarado de suspensiones y ajustes varios y quería comprobar el resultado.  Sólo diré que jamás había ido tan rápido.  Espero no me cueste un susto.  Hasta ahora es increíble.

14910545_1534273536588707_4866442378637583453_n

Pues a lo que estamos, tuerta.  Salimos del bosque para entrar en la zona de gleras.  Un pedregal con piezas de bloques de caliza como la cabeza de un ta…tano.  P’habernos matao oiga.  Y sin embargo diré que la máquina iba flotando, bien ajustada, se comía todo.  Un placer ciclar y poder pedalear en semejantes tramos.  Un sube y baja agotador a estas alturas y que a la postre provocó un accidente.  Temido por todos, no buscado, pero que esta vez se convirtió en realidad al caer rebotado hacia el vacío el tío Javier.  Al principio sorprendido y no consciente del alcance miramos al compañero pero enseguida nos percatamos por lo que iba contando que podría ser algo delicado.  En fin, después de hacernos con la situación y a costa de echarle valor y coraje salió el hombre de la presa de Belsué hasta el coche por su propio pie sufriendo el golpe y el posible esguince, que se ha confirmado a fecha de hoy, más las moraduras, restregones y ………….la que le caerá en casa (asunto tampoco despreciable).  Pues ahí quedó la cosa.  No fue más grave.  Un susto.  El resto concluimos la ruta, pendientes del asunto y cerramos la intervención en los coches con abrazos, suspiros de alivio y congratulaciones de todo tipo (salvo las de la parte trasera).  Hidicho.

 

Un auténtico placer compartir con todos vosotros la experiencia de un día de monte.  La Gabardiella.  No por repetirla todos los años pierde encanto.  A veces otros componentes la endulzan o le cambian la perspectiva.  Hoy es aportar, sumar, compartir con los colegas que empiezan a realizar rutas endureras de nivel, cada uno con su aportación, su grano y sobre todo la convivencia de esos momentos junto a compañeros que te enriquecen como persona.  Fue un placer que pensamos repetir cuantas veces sea posible.

15027945_1534276119921782_303121332162712115_n

As Cimas.  Adrián (Ñandú), Rubén, Alberto (Teclas), Miguel (Sherpa), Manuel, Pedro, Javi, Jesusín (Tarrino), José Ignacio, Ramiro, Miguel (Cirac), Jj, Tanano, Mzungu, Zacarías y Lagartija.

actual 004

Pdta.  See you, little canal sparrows.  Nos vemos en el monte.

https://www.relive.cc/view/767774640?r=wa

Aquí os dejo un enlace para visionar la vuelta.  Y un artículo de los publicados últimamente en las revistas de bicis útil para tener en cuenta.

http://www.endurospain.com/6cosas-debes-saber-principiante-enduro/

Publicado en Alberto Lagartija, Ciclomontañismo, Colaboraciones, RUTAS, ZONA GUARA | Etiquetado | Deja un comentario

¿Quién decía qué?


Un día de estreno

.img-20160906-wa0001

  Casi no llega nunca. El gusanillo llevaba hurgando ya más de 1 año.  Cambio sí, cambio no.  Al final ¡zasca!  Por todo lo alto.  Nada de mariconadas.  Una enduro de gama estratosférica.  Fuera de la serie oficial, montada a gusto del consumidor con lo mejor de cada casa y un morroputa que llega hasta el suelo.  Yo diría que casi como 100 negros silbando el “Only you”.  El día menos pensado la agarra mi mujer y la vende.  Sólo os pediré que no le dejéis venderla por el precio que le dije me costó.  Uffffffffffff. P’habernos matao.  Estoy “namonao” de la nueva máquina.  (Putos golfistas).  Pero no retrasemos más.  La agraciada ha sido la Pivot Match 6 Carbonimg-20160905-wa0022Alicatada hasta el techo, con elevalunas eléctrico, rodapié y “full equipe”.  Eso sí, el arquero ya puede ir a la altura porque si no me voy a cag***r en su padre.  De momento,, no ha estado mal el estreno.  Pero os pondré en antecedentes.

  Un día miré un cuadro en foromtb y al final resultó ser de un chico conocido.  Acordamos la compraventa y me tiré a la piscina en busca de un vestido apropiado para la “reina”.  img-20160905-wa0028Acto seguido me puse en contacto con mis colegas de btt y me aconsejaron unas y otras piezas.  Eso sí el problema vendría con las nuevas medidas en casi todas las partes de la bici.  Al final busqué una solución de consenso, montarla a través de mi colega Bati que había construido una igual hace bien poco para Lola y además es distribuidor oficial.  Pues nada miel sobre hojuelas.  Ya estaba decidido.  Le acerqué las piezas que tenía y yo monté el resto en casa con el cajón de repuestos (ese agujero negro, infinito, que guardaba en el garaje y contenía media bici).

20160907_224531_resized  Así que poco me faltaba.  Algún detalle pichi y a correr.  En un pis pas estaba en marcha.  Pero siempre resta algún detalle.  “Poc a poc”.  Paciencia.  Total que entre ponte bien y estate quieta se me ha hecho eterno.  Hasta el punto que este sábado vio la luz definitivamente.  Aggggggggggggggggggg, qué maravilla.

img-20160905-wa0029img-20160921-wa0003

  Pues eso.  La impresión general antes de montar es cegadora.  Luego te subes en ella y joder, hay que pedalear.  Vaya timo, macho.  Pero es verdad que lo hace muy bien, aunque sudas igual.  Bien es cierto que me había hecho un comparativo con geometrías, comentarios de revistas especializadas, impresiones, fotos, etc, etc.  Sobre el campo y encima de la burra nos os digo cómo sube ………………….y cómo baja.  Madredelamorhermoso.  En dos palabras im-presionante.  20160908_081527_resizedEn la primera curva al ser los ángulos distintos y los mandos también, medidas, etc, no me arreé una tollina porque Dios no quiso, pero me falto un suspiro.  Luego fue la revolución.  Desde Ibirque hacia Gésera lo que menos hay es llano por eso fue el escenario deseado.  Rompía las lajas, literalmente, bajando.  Un p***o misil, oiga.  Salto, curva, rama.  Agarra como una ladilla y es baja, pero salta llegado el momento y se mantiene muy rígida y estable.  Vamos un sueño.  Espero que me aguante tanto como yo la he deseado.  Por eso se lo contaba a mis colegas a medida que subíamos o bajábamos.  Un derroche de placer compays.  No tengo palabras.  Me van a mandar a escaparrar porque entre parada y parada ajuste que te crío, ora mandos, ora tija, ora….eso.

img-20161017-wa0018

  Una vez abajo me pareció un viaje a otro nivel.  Es superior.  Sigo defendiendo la máxima de que:  “Lo importante es el arquero, no la flecha”.  Es evidente que ayuda, pero el que vale, vale.  Y yo no sé si estoy a la altura, la verdad.

  Bueno, pues nada, ya está estrenada.  Ahora toca recoger y para casa, así que a desnudarse y cambiar de ropa.  Este trámite….como siempre complejo, porque a estas alturas del año hay personal por todos lados y hace que exhibamos nuestros cuerpos serranos al personal a discreción con el riesgo de que queden traumatizados, pero es lo que tiene.  Un “no hands” al público y que duerman si pueden con esa visión.  Jajajaja.   Toma calvo.  Y es que ser aberroncho es un placer.

img-20161022-wa0010

  Poco más me queda decir del estreno.  ¡Ah!  Perdón, la ruta.  Es la 23 del Alto Gállego.  Ibirque, domen y bajada por Gésera.  Una maravilla.  http://www.bttpirineosaltogallego.com/es/gesera.aspx  No dejéis de hacerla.  Puro capricho.

img-20161022-wa0014

Un abrizo kiollls de Tija, Lagar-tija.  Enseguida os sorprendo con una delicatessen.

Pdta.  Gracias a los compañeros que tanto con su aportación como con su ayuda técnica en comentarios han hecho de este proyecto un éxito maravilloso.

actual 004

 

Publicado en Alberto Lagartija, Colaboraciones, Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Abay – Noves – Canias – Borau – Alto Aratores – Sierra de los Angeles – Collado de Seres – sendas hasta Bisar – Pte. S. Miguel


CRÓNICA DE LA SALIDA:

Salida de otoño, … ni idea de donde ir, pero les enseño a los compis mis nuevo carrete de piñones, que ya que me lo tenía que cambiar, elegí uno más grande, tamaño paellera valenciana (el más grande es de 40 dientes).

bttava_grosin_bisar-4

Parece ser que esto les inspiró y propusieron hacer la vuelta a la Sierra de los Angeles, pero al revés, subiendo desde el puerto de Borau.

Salimos por el puente de S. Miguel y nos fuimos hacia Abay, por el camino e la Botiguera. De Abay  fuimos hacia Ascara, pero nada más cruzar el río Lubierre, subimos, remontando el margen del cauce del río, hacia Novés.

bttava_grosin_bisar-5

Alberto saliendo del sendero para entrar a la pista hacia Abay

Este primer cruce del río se hace muy bien por la derecha, sobre una losa de hormigón que tiene. Pero a partir de allí, hay que remontar por el cauce del río y el resto de cruces del cauce del río, o tienen vados no muy profundos, o tienen hileras de piedras para poder pasar por encima.

bttava_grosin_bisar-7

Cruce del río Lubierre

Se pueden pasar todos sin meterte en mucho problemas, pero sin pasarelas de ningún tipo, ya que es un río que en primavera baja muy fuerte, por los que o pones un puente “de verdad”, o se llevaría los “puentecitos” o pasarelas que le pusieras.

Desde luego, es un tramo que solo se puede hacer si sabes que el caudal del río es bajo, como era el día que salimos.

Al final, llegamos a una pista muy cómoda, por la que seguimos hasta llegar a Novés. Desde allí, se ven los pueblecitos de Araguas del Solano y de Canías, en lo alto. Seguimos un trocito por carretera, hasta el “Molín d’Araguas”, donde se toma la pista que sube de Canías hacia Borau.

Desde Borau, por carretera, hasta el puerto de Borau, con unas rampas potentísimas, una subida que se hace larga.

bttava_grosin_bisar-8

Vista hacia atrás, desde el puerto de Borau

Y, desde este puerto, se sube hacia la Sierra de los Angeles y el Grosín. Os aseguro que aunque estrenaba piñones más grandes, no me sobró ni un diente de desarrollo. Tras un primer tramo de bosque, tenemos un par de rampas potentísimas en el que es necesario meter todo el desarrollo. Y aún con todo, como resbales y pongas pie a tierra, ya no hay manera de volver a montarse.

bttava_grosin_bisar-9

Primera rampa potente hacia la Sierra de los Angeles

Alberto, por simple compañerismo, sube andando un tramo al ver que yo había perdido tracción y subía andando. Ya me dijo que lo hacía por no hacerme quedar mal. Que, aunque iba sobrado para hacerlo montado, entendía que todos teníamos sentimientos. El animalico de Guillermo se lo subió todo sin echar pie a tierra.

bttava_grosin_bisar-14

Subiendo por la Sierra de los Angeles, ¡Gracias por la foto, Guillermo!

Impresionante subida, dura no, durísima. Gracias a mis nuevos desarrollos no volví a poner pie a tierra. Para mi asombro fui capaz de subir montado todas las cuestas, poniendo solo una vez pie a tierra. Una semana antes, estoy convencido que no podría haber realizado tal proeza. Pero os aseguro que son muy potentes, con mucha pendiente, es aconsejable llevar un buen desarrollo.

bttava_grosin_bisar-15

Subiendo por la Sierra de los Angeles

Una vez llegamos al monte Grosín, comienza una zona de falso llano (sube- baja), antes de iniciar la larga bajada por toda la Sierra de los Ángeles. En esa zona se cierra algo más el bosque y nos encontramos que está el firme algo más embarrado y hay algunas rodadas, pero afortunadamente lo pasamos sin problemas.

Este tramo de pista nunca lo había hecho de bajada y la verdad es que es muy bonita. Merece la pena parar de vez en cuando y disfrutar del paisaje, especialmente ahora, en otoño.

panoramicagrosin

Panorámica de la Sierra de los Angeles, bajando de Grosín

Bajamos, disfrutando de cada giro, ya que se va por la cresta de la sierra y conforme se gira, se van abierto nuevos paisajes, nuevas panorámicas.

AL llegar al Collado de Serés (donde confluyen las pistas que suben del Puente las Grallas y la de Guasillo), nos encontramos con un grupo de cazadores. Charramos un ratico y nos aconsejan bajar hacia el puente las Grallas, por evitar acercarnos a la zona donde ellos iban  moverse, por lo que decidimos hacerles caso.

Y entonces vino mi gran descubrimiento. No conocía que en esa bajada hay unas trialeras que “alcorzan” (atajan) algunos tramos de pista. Son ciclables en gran parte y ahora en otoño están espectaculares.

bttava_grosin_bisar-25

Trialeras en “alcorces” (atajos) de la pista

Disfrutamos horrores en estos tramos cortitos, que enlazas con cortos tramos de pista.

bttava_grosin_bisar-24

Tramos de pista, entre trialera y trialera

Está el Pirineo espectacular, tenemos un otoño maravillas a estas alturas. De todas estas trialeras, tenemos un tramo complicado por haber muchas raíces y un último tramo para llegar a la pista, que la hacemos “destrepando”, con la bici en la mano.

bttava_grosin_bisar-20

Tramo con raíces.Os aseguro que desde arriba se ve mucho más dificil.

Todo un descubrimiento. De vuelta, para no subir la odiosa subida del Arbol de la Salud, decidimos darnos un tranquilo paseo por una pista muy bonita que pasa por debajo de la central hidroeléctrica, para entrar a Jaca por el puente S. Miguel, mismo sitio por el que hemos salido.

MAPAS:

mapagral

Mapa General de la salida

mapajacacanias

Mapa detalle salida y vuelta a Jaca

mapaborau

Mapa detalle Zona Borau y Grosin

PERFIL:

En el perfil se puede ver perfectamente, como tenemos un primer tramo de sube-bajase en los que la pista va subiendo al pueblo y bajando al río para cruzarlo, vuelves a subir y luego a bajar, pasando así Abay, Nobes y Canías.

Posteriormente tenemos la pista que sube a Borau, que es más constante, de continua subida con algún tramo de descanso.

Y finalmente el “subidón” desde Borau hacia la Sierra de los Ángeles, con un primer tramo por carretera hasta el puerto y después por pista, subiendo auténticas paredes.

Pero la bajada, no os la perdáis, … también muy empinada y con ls trialeras finales, hasta llegar a Bisar. Desde allí, planeamos para volver por el puente de S. Miguel.

Perfil

Perfil de la ruta

ALGUNOS DATOS DE LA RUTA:

datostecnicostrack

Difícil por ser muy exigente tanto físicamente (potentes rampas de subida desde Borau hasta la Sierra de los Angeles), como técnicamente (trialeras de la bajada del Collado de Serés hasta el puente de las Grallas).

TRACK:
//es.wikiloc.com/wikiloc/spatialArtifacts.do?event=view&id=15215859&measures=on&title=on&near=off&images=off&maptype=S

Powered by Wikiloc

ID WIKILOC: 15215859

VIDEO:

Con todas estas fotos he hecho un pequeño vídeo, espero que os guste, ¡hasta la próxima!

 

Firma Blog BTT_Pedro2015

Seguir leyendo

Publicado en RUTAS, ZONA GROSIN | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario